Saltar al contenido

“Me drogaban y me violaban con un destornillador” Macabra familia torturaba a parejas de sus hijos

Aldana García una muchacha de 18 años pudo escapar de las torturas que le causaba una familia que la mantenía raptada junto con otra mujer dentro de una vivienda en la localidad de Bahía Blanca, perteneciente a Argentina.

La joven logró llegar hasta la casa de su mamá y le contó las torturas de las que fue víctima, señalando como responsable al macabro ‘clan Benítez’, cuyo ‘modus operandi’ evoca al infame ‘clan Puccio‘ que operó décadas atrás en el país sudamericano.

Aldana García denunció ante la Policía la pesadilla que sufrió a manos de Fernando Benítez, de 26 años, que fue detenido junto a su hermano Gonzalo, de 24 años, y su madre de 65, María Esther Llanos. García dijo además que, “Me drogaban y me violaban con un destornillador”, según el testimonio de su madre ante el medio La Brújula 24.

La mujer reveló también Fernando Benítez, la agredía con un cinturón y la drogaba con cocaína para luego violarla.

Trascendió, que Aldana García y Fernando Benítez de 26 años, mantenían una relación de pareja hacía cuatro meses, sin embargo la joven vivía aislada dentro de la casa donde era estrictamente vigilada para que no tuviera contacto con el exterior. Cuando salía de la casa, con permiso de Benítez, el hermano y la mamá de este este, también era supervisada, casi siempre permanecía con señales de maltrato que siempre le tocaba encubrir por temor.

Leer también  Encuentran a mujer desaparecida en el vientre de una pitón

Durante los allanamientos la Policía encontró en la residencia a Andrea Santa Cruz, de 23 años, que al igual que García presentaba mordeduras humanas y caninas en su piel, así como signos de brutales abusos sexuales causados por su marido el hermano de Fernando; Gonzalo Leonardo Benítez de 24 años de edad.

Ambas jóvenes debieron ser internadas en un hospital debido a la gravedad de sus heridas.

La denuncia de Aldana García hizo que más víctimas de “Los Benitez” aparecieran y dieran a conocer más detalles de dicho clan.

Otras dos mujeres denunciaron haber sido víctimas de maltratos y torturas dentro de la vivienda. entre ellas, una menor de edad, que había denunciado a Fernando Benítez años atrás, pero su caso nunca prosperó y fue archivado. La otra señaló que tuvo un hijo con él.

“Me tenía secuestrada cuando estaba embarazada. Llegué a estar cinco días encerrada”, dijo la víctima de nombre Micaela, quien agregó, “Al nene no lo conoce, nunca se hizo cargo. Me encerraba en la casa y la madre de él siempre fue cómplice. Ella decía que yo era una piba y tenía que acceder a lo que él quería”

La peligrosa familia Benítez, conformada por Fernando y Gonzalo Leonardo Leonardo así como la madre de ambos María Esther Llanos de 65 años fueron capturados por privación ilegal de la libertad, tentativa de homicidio (feminicidio), reducción a la servidumbre, abuso sexual y comercialización de estupefacientes.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo