Mira como luce hoy la chica a la que le decían “La más fea del mundo” ¡Enorme cambio!

Lizzie Velásquez nació el 13 de marzo de 1989 en Austin, 1 y es la mayor de tres hermanas. Nació prematura a los 8 meses de gestación, con un peso de sólo 1,219 Kg.

Su enfermedad fue declarada a los 23 años, en septiembre de 2012, cuando estaba a punto de graduarse en la Universidad Estatal de Texas con especialización en el área de Comunicación.

Ella es católica romana y se ha pronunciado en relación a su creencia en Dios, que “me bendijo con la bendición más grande de mi vida, que es mi síndrome”.

Ella tiene una enfermedad llamada Marfan, está afecta a sus tejidos y otras partes de su organismo lo que hace que no pueda subir de peso.

Debido a que es tan delgada, su cuerpo no es muy parecido al de otros, tiene un ojo de cada color y su rostro tiene algunas partes mal desarrolladas, todo efecto de la enfermedad.

PUBLICIDAD

Durante un largo tiempo se le decía “la chica más fe del mundo”, lo peor de todo es que había vídeos con fotos de ella tratándola como si fuera un monstruo cuando en realidad todo se trataba de una enfermedad que le causo tener ese aspecto. Ella entró en una gran depresión de la que pudo salir adelante con mucha fuerza y superación.

Leer también  En este cine regalaban botellas de agua, pero nadie las pudo abrir. El motivo me dejó en shock.

Hace muy poco también formo parte de un documental en donde se habla de su vida y la cantidad de cosas que tuvo que sufrir.

se encuentra dando vueltas por todo el mundo para contarle a los jóvenes que no tiene nada de malo ser como uno quiere, siempre va a ser más importante lo que está por dentro.

Ahora se arregló el cabello, se viste a la moda incluso hasta se maquilla, es una bella mujer que necesitaba levantar su autoestima.

Visto en RinconViral

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

interna+

Tres diplomas, tres pregrados y 23 años de vida

Buscar: El pereirano se graduó el mismo día de Negocios Internacionales, Administración de Empresas y …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo