Nacieron el mismo día y de la misma madre. Pero cuando veas cómo lucen hoy, no lo vas a creer

Kyle y Korey Soderman son hermanos mellizos, viven en Florida, y como muchos mellizos, son idénticos.

Bueno, casi idénticos.

Kyle tiene la gran fortuna de haber sido un niño sano, mientras que su hermano Korey nació con parálisis cerebral, lo que le impide hablar y caminar. Pero mientras crecían, sus padres lo impulsaron a seguir adelante, a aprender muchas cosas y  a correr algunos riesgos. Querían que su hermano tuviera una vida tan plena y feliz como la de su mellizo.

Mientras crecían, Korey y Kyle desarrollaron ese vínculo especial que suele unir a los hermanos mellizos a pesar de sus diferencias. Eran inseparables y siempre se ayudaron el uno al otro. Tal vez la discapacidad de Korey los acercó aun más. Siempre tuvieron la sensación de que su vida dependía del otro y compartieron esta minusvalía al igual que todo lo demás, lo que fortaleció la personalidad de ambos.

Cuando Kyle se pone gracioso, Korey se ríe junto con él. Cuando Korey se siente deprimido, Kyle siempre está ahí para protegerlo o animarlo. Cuando Kyle va a una fiesta, lleva a su hermano, y sostiene a Korey para que ambos puedan bailar en la pista de baile.

PUBLICIDAD

Después de compartir tantas experiencias, llegó el día de tomar caminos diferentes. Kyle iba a casarse. Sin embargo, Korey no solo estaba dispuesto a apoyar a su hermano en ese día tan especial, también quería que su estrecha relación y el gran cariño que se tenían continuara creciendo en esta nueva etapa de sus vidas. Obviamente, Korey estaba presente en la boda junto con su novia y el resto de la familia de los mellizos. Y había preparado un discurso.

Leer también  (VIDEO) La terrorífica y siniestra historia que esconde Hello Kitty, deberías conocerla!

Pero Korey no puede hablar. Así que Kyle se encargó de leer la carta de su hermano mellizo en voz alta, frente a todos los invitados en el salón de bodas. Mientras Kyle hablaba por micrófono y leía las palabras que su hermano le había escrito, se sentía desbordado por la emoción y tuvo dificultades para continuar.

Finalmente, cuando pudo recuperarse y terminar de leer la carta, todos los invitados terminaron con lágrimas de alegría en los ojos.

Afortunadamente, alguien grabó el conmovedor discurso en vídeo para que todos fuéramos testigos del gran amor que Kyle le demostró a su mellizo en ese momento (ver a partir del minuto 08:00):

Después de estas increíbles palabras, Kyle puso de pie a su hermano y los mellizos bailaron juntos una vez más; el fuerte sostuvo al débil, y ambos se colmaron de amor y aprecio mutuo. Es un recordatorio maravilloso: aquellos que viven las peores dificultades son los que terminan dando lo mejor de sí mismos.

Visto en NoLoCreo

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

esquinadelmovimiento

¡Saca el cole que llevas dentro! ¿Qué tanto sabe de expresiones ‘coletas’? Ponte a prueba en este test vale mia!

Buscar: Por motivo a las “relajadas” declaraciones del ciclista Rigoberto Urán en cada etapa del Tour de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo