Saltar al contenido

“No quiero que deporten a mi papá” El desgarrador drama de niños separados de sus padres en la frontera con EE.UU.

Ya son más más de 2.432 menores los afectados por la medida del gobierno Trump. El presidente defiende las acciones.

Los pequeños son mantenidos en jaulas, completamente separados de sus familiares que intentaron cruzar la frontera de manera ilegal. Son cientos los videos y audios que muestran el sufrimiento a los que son expuestos.

“No quiero que paren a mi papá, no quiero que lo deporten”, se escucha en una de las grabaciones realizadas por ProPublica.

Son decenas de menores de Guatemala, El Salvador y otros países latinoamericanos los que son víctimas de la dura política migratoria de Trump.

Dentro de las mismas grabaciones se escuchan a algunos guardias de la patrulla fronteriza burlándose del drama de los infantes. “Bueno, aquí tenemos una orquesta, ¿correcto? pues faltaba el director, haber”, dice uno de los captores.

Mientras los niños sufren al estar separados de sus padres, Donald Trump hace una fierra defensa de dicha política.

“Yo no quiero niños siendo retirados de sus padres. Pero cuando buscamos procesar a los padres por venir aquí ilegalmente, algo que se debe hacer, hay que separar a los niños”, dijo el mandatario en un discurso ante pequeños empresarios.

Leer también  Conozca a Geraldine Molina la esposa de Yerry Mina que ha estado con él toda su carrera

En tanto, varios legisladores demócratas visitaron centros de acogida de niños separados de sus familias en la frontera y expresaron su furia al encontrarse con que los menores son mantenidos en instalaciones divididas en “jaulas”.

El presidente Donald Trump busca apaciguar este martes a los republicanos en el Congreso, claramente incómodos ante el imparable escándalo por la separación de miles de niños inmigrantes del resto de sus familias en la frontera estadounidense con México.

Más allá de la furia indisimulada de los legisladores de la oposición demócrata, los propios republicanos no esconden la incomodidad con la creciente controversia y las justificaciones esgrimidas hasta ahora por el gobierno.

En ese cuadro, Trump anunció para este martes una visita al Congreso para reunirse con integrantes de la bancada republicana, con quien debe discutir las opciones que se analizan para hallar una salida a la situación.

Trump y altos funcionarios ya dejaron claro que el gobierno no pretende retroceder en su política de separar familias arrestadas al ingresar clandestinamente al país, a pesar del ya ensordecedor coro de críticas indignadas por semejante iniciativa.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo