Saltar al contenido

Padres denuncian que se estarían robando niños con modalidad de falsas rutas escolares

El en documento, Claudia Pardo, administradora del conjunto camino de Santa Ana (norte de bogotá), alerta a los habitantes sobre la precaución que tienen que tener con sus hijos porque delincuentes, que se hacían pasar por el conductor y la monitora de una ruta escolar, habrían intentado raptar a un pequeño.

El hecho presuntamente ocurrió el pasado jueves, en una edificación contigua a la que ella representa, según explica la carta:

“A las 6:00 a.m., se iban a robar un niño de ese conjunto. Llegó la ruta, preguntaron en portería por el niño y le informaron al vigilante que por un contratiempo habían cambiado la ruta. El vigilante llamó al apartamento, se les hizo extraño que llegara más temprano de lo normal y que no fuera la ruta. Llamaron al colegio y se dieron cuenta de que era una información falsa”.

Pardo agregó al texto y confirmó a varios medios que “la ruta arrancó y los guardas no alcanzaron a anotar la placa”.

Leer también  (Video) Una bola de fuego de gran tamaño ilumina el cielo de Colombia

En la misiva, la mujer agrega:

“La Policía informa que esa es la nueva modalidad de robo de niños y recomienda que así los niños tengan 12 años, deben acompañarlos”.

Comunicado Claudia Pardo

Otro medio habló con uno de los padres el cual también advirtió sobre los hechos y dijo: “No sabemos si el caso ocurrió o no. Lo que se quería era lanzar el aviso e informarle a la comunidad de los posibles hechos que nos pueden ocurrir”.

Por su parte, la Policía recomendó a los padres de los menores o adultos responsables deben seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Los niños deben esperar las rutas con adultos responsables.
  2. Los vehículos escolares deben esperarse, preferiblemente, dentro de la recepción y no en la calle.
  3. Si hay cambios de ruta pida que le informen un día antes y que no solo lo haga la empresa de las rutas, sino el colegio.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo