Ella perdió a su bebé en un aborto, días después Dios le da esta lección. Increíble!

PUBLICIDAD

Definitivamente cuando Dios tiene algo planeado para ti no hay fuerza en esta tierra que haga que pase lo contrario, a esto es lo que los humanos le llamamos un milagro.  Estos son,  esas cosas que pasan en nuestras vidas que nadie puede creer porque son insólitas y por más que les busquemos la lógica no la encontramos.

A veces estos milagros llegan en el momento que no los queremos pero por algo siguen sucediendo.  La historia que te contaré a continuación es un ejemplo vivo de un milagro de vida establecido por Dios y que nadie en esta tierra pudo cambiarlo.

Mariana era una chica de 17 años de edad que acababa de terminar el bachillerato, pero tenía un gran problema estaba embarazada y su novio decidió abandonarla.  Ella dentro de su angustia prefirió confiar en dos amigas y no en sus madre.  Las chicas parecía que tenían toda la situación controlada para ayudar a Mariana a deshacerse de su paquetico.

Consiguieron unas pastillas, y con la excusa de la despedida del año  Mariana se quedó en casa de una de las amigas cuyos padres estaban de  vacaciones.  Se tomó las pastillas y se dispuso a esperar, llegaron los dolores y un gran sangrado que no paso de allí.  Decidió irse a su casa a seguir esperando pero tuvo que confesarle a su madre lo que estaba pasando.

Leer también  Encontraron vivo a un bebé luego de tres días de que su madre lo enterrara

PUBLICIDAD

Esta,  la lleva a una clínica donde tienen que pagar una gran cantidad de dinero para terminar de hacer el aborto y no denunciarla a la policía.  Todo salió bien y se fueron a casa, pero a los días los dolores comenzaron de nuevo y la madre  decide llevarla a un hospital y allí los médicos le dan el notición.  Mariana estuvo embarazada de gemelos, perdió uno pero le quedaba otro feto en su vientre.

El embarazo fue considerado de alto riesgo, monitoreado y llegado a término el bebé nació sano y salvo. Mariana se dedica a estudiar y atender a su hijo dándole gracias a Dios por el milagro que le hizo pero también muy arrepentida por haber atentado contra la vida de su hijo, aunque uno no pudo contarlo pero el otro se  aferró a la vida a pesar de que las pastillas que se tomó eran suficiente para los dos.

El nombre que le escogió a su bebé se relaciona mucho con lo que le sucedió decidió llamar a su hijo Ángel, las mujeres deben evitar caer en estas situaciones donde arriesgan su vida inútilmente, ya que solamente actuando responsablemente se pueden evitar este tipo de situaciones.

Visto en NoticiasRaras

No te lo pierdas

safe_image-7

6 desconocidos conversaron en una habitación oscura. Cuando encienden la luz ninguno cree lo que ve

PUBLICIDAD Muchas veces los prejuicios nos hacen juzgar a las personas antes de conocerlas realmente. …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo