¿Por que debes lavar la ropa nueva antes de ponértela? Si no lo haces, aquí tienes algo que deberías saber.

PUBLICIDAD

Sábado por la tarde, frente al espejo compruebas con desánimo y desesperación que aquella camisa ya no te queda ajustada, los pantalones parecen viejos y la única prenda que te queda bien, no te hace juego con nada. ¿Será posible que tengas un armario lleno de nada que ponerte?

Bueno, gracias al trabajo mal pagado de millones de personas puedes salir en un pis-pas y comprar algo de ropa lowcost para la noche. Si quieres ser cómplice de ello, ya tienes el problema solucionado; o no, también puede que tengas un problema de salud mañana.

Según el Doctor Philip M. Tierno, director de microbiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, cualquier prenda de ropa es un inmenso foco de bacterias, hongos y parasitos y siempre debe ser lavada antes de estrenarla.

Demasiadas manos

Desde que es fabricada, la ropa pasa por cientos de manos y varios países. El tejedor, el mozo de almacén, el transportista, los dependientes y cientos de compradores potenciales que van dejando en la prenda sus restos y las bacterias de su entorno.

Existe un repunte de enfermedades durante el período de rebajas, ya que en esos días la ropa pasa por miles de manos y personas que se las prueban pero no terminan comprándolas.

“No existe ningun tipo de garantías sobre la salud de las personas que se prueban un biquini, por ejemplo, ya lo hagan con la ropa interior puesta o con el precinto higiénico que llevan este tipo de prendas. Incluso si nadie se ha probado esa prenda concreta, es inevitable que haya sido tocada y manipulada por decenas de manos”.

Te advierto que lo que viene a continuación te va a dar escalofríos. Según los análisis realizados las prendas contienen estafilococos, SARM (microbio resistente a distintos antibióticos) o norovirus (responsable de brotes de gastroenteritis por intoxicación alimentaria) que pueden instalarse en las prendas y contagiar a otras personas. Además de secreciones respiratorias, flora bacteriana de la piel, piojos, ladillas, materia fecal y hongos vaginales.

“Los gérmenes pueden vivir en la ropa varios meses – explica Tierno – Una persona que ha estado enferma de gastroenteritis, pero ya se siente lo suficientemente recuperada como para ir de compras, aún puede albergar en su cuerpo estafilococos que pueden instalarse en las prendas y contagiar a otros”.

PUBLICIDAD
Leer también  Cómo es que las bacterias en tu estómago pueden afectar tu corazón.

Las prendas analizadas se escogieron al azar, siendo de gama baja, media y alta. El resultado demostró que las bacterias no entienden de clase ni de nivel adquisitivo,sino que todas encuentran en estas prendas un lugar cómodo en el que vivir.

La mayoría de los restos se hallaban en las zonas de las axilas, el cuello y la entrepierna, los lugares con mayor presencia bacteriana y que más roce sufren cuando la gente se las prueba.

No solo bacterias, también hay químicos

Según Donald Belsit, dermatólogo de la Universidad de Columbia, no solo las bacterias deberían preocuparnos. Incluso si compramos directamente desde el almacén, las telas son tratadas con muchos tintes y químicos, que sin un lavado pueden entrar en contacto con nuestra piel creándonos todo tipo de alergias y erupciones.

Las marcas son sabedoras de que las prendas pueden ser un foco de infección, por eso y para asegurarse de que los tejidos no se estropeen en los almacenes, rocían las prendas con fungicidas. Estos productos químicos no impiden la proliferación de bacterias, solo de hongos que podrían arruina el tejido o el color de la ropa.

No obstante, si entran en contacto con nuestra piel, pueden causar dermatitis, vulvitis y alergias.

Mejor comprar sin prisas y con cabeza

Ni que decir tiene que es mejor elegir marcas responsables que eviten el uso de químicos dañinos para el medio ambiente y nuestra piel. También, aquellas que pagan justamente y velan por las condiciones de los trabajadores.

Dicho esto, y sea donde sea que termines comprando tu ropa, siempre debemos lavarla al llegar a casa.

Sabemos que es menos tentador y que le resta esa alegría del estreno, pero con la lista de bacterias, hongos y parásitos encontrados en los tejidos, es mejor reprimir las ganas y poner una lavadora.

La única forma de salvaguardarse de químicos y gérmenes es lavar la ropa, algo que señalan las principales organizaciones de consumidores y sanitarias. Una prevención que se suele tomar con la ropa de bebé pero que descuidamos con la nuestra propia.

Visto en: LaVozDelMuro

No te lo pierdas

cover fb antenas pr

Científicos ha interceptado un mensaje y creen que puede provenir de Dios

PUBLICIDAD La universidad de California tiene un grupo de astrofísicos, mismos que tienen un radiotelescopio el …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo