‘Primiparadas’ clásicas: lo que NO debe hacer en su primer día de clases

PUBLICIDAD

Los estudiantes más antiguos suelen jugar bromas e incomodar a los más jóvenes. Esto es lo más típico y le mostramos cómo evitarlo:

PUBLICIDAD
  • Despistar al despistado: Casi siempre, los estudiantes hacen su mejor esfuerzo por intentar ubicarse entre salones, corredores, cafeterías, etc. Sin embargo, las universidades son espacios enormes y es clásico que, cuando un estudiante pide indicaciones para encontrar un área, los más antiguos lo manden a otro lado.

La recomendación es siempre pedir ayuda a personas del personal administrativo, conocidos de la misma universidad y guardias de seguridad. También se sugiere no faltar a la inducción, pues es allí donde se les muestra a los estudiantes todo lo que necesitan saber de las instalaciones.

  • La trampa de “suertudos”: En algunas universidades se suelen pegar monedas al piso en zonas comunes, como plazoletas, en busca de que algún incauto quiera agacharse a recogerla, causando risas entre los espectadores.

Recomendación: el dinero es probablemente solo encontrado en zonas más cerradas, por ejemplo, un salón o un baño. De preferencia nunca lo recoja, no pase por tacaño.

  • Rituales dudosos: Aunque las bromas más pesadas han perdido vigencia, por la misma denuncia de estudiantes y profesores, aún en algunos claustros se les pide a los estudiantes que hagan cosas que no tienen nada que ver con los lineamientos de la universidad. A algunos, por ejemplo, haciéndose pasar por el profesor.

En estos casos es mejor que desconfíe, si algo le parece inverosímil o innecesario simplemente no lo haga. Es mejor que parezca distante en un comienzo, y no que de entrada quede como el hace absolutamente todo lo que le pidan.

  • La zancadilla: No es directamente, pero los estudiantes más antiguos suelen dejar botellas de vidrio en escaleras y pasillos para que los novatos las pateen o trastabillen con ellas.
Leer también  Histórico: Condenado por racismo concejal de Marsella, Risaralda

Recomendación: Para no ser el hazmerreír de quienes tienen poca imaginación para las bromas siempre hay que fijarse bien en dónde se pisa, para no pasar penas ni posibles caídas.

No obstante, hay cosas que usted mismo hace y que le podrían complicar las cosas:

  • Descuidar los gastos: Organizar un presupuesto es complicado para hacer rendir la mesada entre transporte, comidas, fotocopias y demás.

Haga cuentas, procure sacar las fotocopias que necesita con más urgencia y dejar guardado el dinero del transporte de regreso desde por la mañana. La recomendación es la planeación.

  • No medirse: Entrar a la universidad es emocionante porque se conocen personas nuevas con intereses similares y es una gran oportunidad de renovar la vida social. Aún así, hay muchos estudiantes nuevos que, por su edad, no están acostumbrados a las salidas nocturnas, el trago y demás cosas propias de esta etapa.

Lo mejor que puede hacer un estudiante es recordar que debe ir a su propio ritmo, y no ceder ante presiones de grupo. Debe animarse a vivir experiencias nuevas, pero todo bajo su propio criterio y elección consciente.

Un articulo de: Pulzo

No te lo pierdas

381566_165716_1

Tres años de cárcel por darle plata a un policía de tránsito

Esedid Ariza Olarte es el dueño de un tractocamión, que fue sorprendido el 31 de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo