¿Qué fecha sería hoy sin los años bisiestos?

Hoy es 29 de febrero de 2016. Año bisiesto. Como cada cuatro años desde que lo estableció el calendario de Julio César, pero ¿en qué fecha estaríamos hoy si el emperador romano no hubiera introducido el año bisiesto?

Esa misma pregunta se la han hecho en ‘Los Angeles Times’ y, tras consultarlo con numerosos astrónomos, han hallado la fecha exacta: sin años bisiestos, hoy sería 15 de julio de 2017. Aunque para llegar hasta ahí habría que empezar a contar desde que se estableció el calendario de Julio César, hace ya 2062 años.

En total, habría 533 días de diferencia, pero los años bisiestos han sido necesarios para mantener un orden de cara a las estaciones del año.

PUBLICIDAD

¿Por qué se creó el año bisiesto?

El calendario de la antigua roma tenía muchos errores. Sólo contaba con 10 meses o había 60 días que no tenían un mes asignado en invierno. Ante estos fallos, el emperador romano encargó un calendario más preciso en el que las estaciones del año siempre cayeran en los mismos meses.

Leer también  Conspiración del Titanic - ¿El barco que nunca se hundió? ¡Esto podría ser una de las mayores estafas de la historia!

Tras haber encontrado solución a la problemática de las estaciones, se toparon con un rompecabezas inesperado. El tiempo que tardaba la tierra a dar una vuelta completa al sol no era una cifra redonda. Nuestro planeta necesita 365 días, cinco horas, 48 minutos y 45,5 segundos y eso supone que no haya un número exacto de días. No arreglar ese error hubiera supuesto que las estaciones volvieran a bailar pasados muchos años, así que para solucionarlo decidieron añadir un día extra cada cuatro años, lo que se conoce actualmente como año bisiesto.

Visto en: LaVanguardia

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

perro-triste-916x542

Antes de regañar a tu perro piénsalo 2 veces – Esto es lo que en realidad pasa por su mente

Buscar: Ojos tristes, orejas planas, cola entre las patas, espalda encorvada y la cabeza inclinada; …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo