¿Qué han visto en esta foto miles de personas en el mundo?

Dos chicas se abrazan en el andén esperando el metro en Río de Janeiro. La escena se reproduce en el perfil de Facebook de Nelson Felippe, un empleado de Google Brasil según aparece en su descripción. La imagen se acompaña de este comentario: “No tengo prejuicios, creo que cada uno hace lo que quiere con su vida. Pero creo que es absurdo que yo esté obligado a presenciar una escena como esta. Lo que cada uno hace en privado es problema suyo, pero lo que se hace en público es cuestión de respeto. Y yo me niego a ver una escena así y considerarla normal”.

Lo que podía interpretarse como un comentario homófobo era solo un señuelo para conseguir el efecto contrario y concienciar sobre la normalización. Felippe, según explica O Globo, usó el miércoles una imagen publicada el 5 de abril en la página de Facebook de un colectivo a favor del matrimonio civil entre personas del mismo sexo. Su estrategia de intriga estaba sustentada en dos factores: la paciencia de los usuarios de la red social para terminar de leer el post y la manera de mirar e interpretar el mundo. Al ampliar la fotografía aparece un individuo pisando la línea amarilla, la franja que marca la zona de seguridad para esperar en el andén al tren.


 

– También te puede interesar:  Esta es la explicación científica mas acertada de por que los hombres miran a otras mujeres

– También te puede interesar: Walter Mercado afirma que Dios le pidió redactar la segunda parte de la Biblia

PUBLICIDAD

– También te puede interesar: El corto sobre el amor que ya ha conmocionado a 12 millones de personas

 

Leer también  "Juro que soy una niña de casa, soy demasiado timida" : Lina Naranjo, la del polémico video con Romeo Santos

 

“No le deseo mal a nadie, pero la gente debería cuidarse. Están desafiando las convenciones sociales y eso puede ser peligroso. ¿Y si ocurre una tragedia, o peor, si alguien muere, a quién le van a echar la culpa? ¿A mí?”, continúa el usuario. “Lo peor de todo es el ejemplo para los niños. ¿Cómo va a estar de la cabeza un niño que asiste a esto cada día?”, se pregunta. En este punto “Los niños van a creer que es normal esperar el metro pisando la línea amarilla. No haga como ese individuo de la foto. Siga el ejemplo de las chicas. Espere el metro ANTES de la línea amarilla, y crúcela solo después de que el metro haya parado y abierto las puertas”.

La artimaña consiguió que Nelson Felippe no solo hiciera reflexionar a unos cuantos ciudadanos que apoyaron esta iniciativa a través de los comentarios, sino que también llamó la atención del periódico brasileño O Globo. Su post fue recogido por el diario y consiguió que más de 100.000 personas lo vieran. “He tenido que volver a publicarlo”, explica su autor en otra entrada en su perfil. La actualización ha logrado por el momento más de 7.000 “me gusta” y ha sido compartida casi 3.000 veces. La imagen ha sido recogida por varias ediciones delHuffington Post y Buzzfeed, y por el periódico irlandés Irish examiner, según ha ido contando Felippe en su cuenta.

La reacción espontánea podía haber sido la ira traducida en insultos. Pero era tan sencillo como tener paciencia, continuar con la lectura y redirigir la mirada hacia el fondo izquierdo de la imagen.

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

original portada

En Francia ya han prohibido los bastoncillos de los oídos. Y todos deberíamos seguir su ejemplo

—Pero sólo de vez en cuando. —No. —Para quitarme nada más la cera superficial. —Niet. …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo