Un recluso de ‘La Modelo’ es asesinado en el interior de una clínica al norte de Barranquilla

Este jueves, un interno de la cárcel Modelo fue asesinado por dos sicarios dentro de la Unidad Renal en la carrera 47 con calle 84.

Jorge Luis Quinto De la Rosa –el recluso– llegó al centro de atención acompañado por un guarda del Inpec para realizarse un tratamiento de diálisis. En ese momento, fueron sorprendidos por dos hombres dentro del lugar.

Según testigos, uno de los hombres desarmó al guarda que acompañaba a De la Rosa y luego le disparó al interno quien murió de manera inmediata.

Luego de cometer el asesinato, el sujeto salió corriendo de la Unidad Renal hacia una moto en la que lo esperaba su cómplice y en la que finalmente escaparon del lugar.

De la Rosa se encontraba encarcelado en la Modelo por haber asesinado al diputado de Ciénaga, Magdalena, Armando “Chiri” Castillo.

PUBLICIDAD

Aparentemente, el recluso fue asesinado para que no delatara a sus cómplices en el asesinato del diputado.

Leer también  ¡Nueva convocatoria de Canadá! Busca colombianos para trabajar en estas áreas

El recluso asesinado era conocido por el alias de “El York”, quien fue capturado en 2012 por ser presuntamente uno de los autores intelectuales del asesinato del diputado del Magdalena, Armando “Chri” Castillo, el 14 de enero de 2012.

Alias “El York”, visitaba el centro médico los días lunes, miércoles y viernes, debido a que se tenía que someterse periódicamente a un procedimiento de diálisis. Con base en esto, se cree que los sicarios estuvieron haciéndole seguimiento para poder cometer el asesinato.

Al momento de la huída, el sicario se llevo la pistola 9 milímetros que le quitó al guarda del Inpec.

Visto en LaLibertad

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

cover hombres sta marta

Miembro de comunidad LGBTI, sostuvo relaciones con un indigente y no le quiso pagar después.

Buscar: El título que encontramos en la página de Facebook “Colombia Oscura” describe lo siguiente: Un …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo