¿Recuerdas a ‘Bazuquita’ en Barranquilla? Mira su nuevo e increíble cambio

LA INDIGENTE QUE TUVO DOS HIJOS EN LA CALLE HOY ESTÁ EN REHABILITACIÓN.



Llegó arrastrándose a principios de 2012 y todos los que la vieron la reconocieron de inmediato: era ‘Bazuquita’, la indigente que hacía parte del paisaje de la calle 72.
Hoy, un año y 10 meses después, no hay nada que le cause más orgullo a Luisa Mora, la coordinadora del programa del Habitante de la Calle del Distrito, que hablar de Maribel Gutiérrez, la misma por la que nadie daba un peso y que ahora habla como hablaría usted o yo.

PUBLICIDAD



Tiene 44 años, pero no mide más de un metro y medio. Lo que no tiene en estatura lo compensa con ocurrencias, risas y movimientos graciosos. Muestra un bolso y un collar que le regalaron mientras saluda con afecto a Luisa.

PUBLICIDAD

Las turbulencias de la vida la mandaron a la calle desde muy niña. Ella misma lo cuenta con su hablar atropellado, como si quisiera decirlo todo de una frase. “Soy de Barrancabermeja, soy cachaca, no tengo familia, mi mamá metía bazuco, pero ella se murió. Un padrastro le dio un martillazo. Yo antes metía bastante vicio, pero ahora no”, dice sentada con una pierna cruzada.



En la terraza del desaparecido Ley de la calle 72 pasó gran parte de su vida, cuando el vicio le hizo vivir el infierno que ahora quiere dejar atrás. Tuvo dos hijos que pasaron a manos del Bienestar Familiar, el último de los cuales lo parió en la terraza del local donde quedaba Jeans Wear –calle 72 con carrera 47-, lugar en el que dormía y le daban comida. Esa noche, junto a su fallecido hermano Alexander, más conocido como ‘Bazuquito’, vivió una jornada de angustia que terminó en el Hospital Barranquilla cuando los dos rogaban para que no se llevaran a la criatura. “Mi hermano me hace falta. Él era el mayor. Lloraba por mí, me llevaba jugo, papas”.

Leer también  El Pibe: A Guarín le faltó pelotas, le faltaron huevos, dígale que lo mande a decir yo!



Su nueva etapa en el Hogar de Paso del Distrito comenzó con tropiezos. Alguien la llevó en grave estado de salud, pero regresó a la calle. En el segundo intento, Luisa, la coordinadora del programa, se esmeró en mantenerla dentro de la institución y se encontró con una Maribel rebelde que rechazaba dormir en la cama y bañarse. Se tiraba en el piso. Cuando pasó el síndrome de abstinencia cedió un poco y permitió que un equipo de fisioterapeutas de la Secretaría de Salud le ayudara a volver a caminar. Las heridas de un accidente le impedían ponerse en pie. “Me atropelló un carro porque yo cruzaba la calle ‘engomada’”, recuerda. Todavía le hacen terapias en la piscina olímpica para que su movilidad vuelva a ser normal.



Piscólogos y trabajadoras sociales acompañan la recuperación de Maribel, quien está lúcida y activa. Mientras atendía la entrevista para este artículo recibió de la coordinadora del programa una noticia que le hizo sacar una sonrisa: le consiguieron un trabajo en una empresa de juegos didácticos. Se ríe y agradece, aunque aclara que ella sabe lavar, y que se puede dedicar a eso.



Su rutina en el Hogar de Paso consiste en recibir ayuda para su rehabilitación y salir de vez en cuando a cine o a la calle 72, donde todos la recuerdan con agrado y conversan con ella.


 

Cuando camina por esa zona, alrededores del parque Suri Salcedo, se siente orgullosa de su cambio. Repite que está mejor y que no se va del Hogar porque “están matando gente por la calle”.

Su única meta es vivir, por eso Maribel Gutiérrez promete que no volverá a ser ‘Bazuquita’.

UNA NOTICIA DE: Diario ADN Barranquilla

JORGE MARIO ERAZO, ADN

Aqui abajo puedes ver una nota del periodista Sergio Garcia

No te lo pierdas

carcel-rafael-uribe-noguera

El tormentoso infierno que vive Rafael Uribe Noguera en la cárcel La Picota

El sindicado de femicidio, Rafael Uribe Noguera, desde que salió de la Clínica Cardiovascular hace …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo