¿Sabes cuantas calorías bebes en diciembre?

Los kilos de más que se ganan durante las fiestas de fin de año no solo se deben al exceso de comida, sino también al alcohol • El coctel Long Island, hecho con triple sec, ron, tequila, vodka y Coca Cola, puede tener hasta 780 calorías.

Durante las fiestas de fin de año abunda la comida, motivo por el cual muchas personas tienden a subir de peso en esta temporada. Pero hay otro factor que influye también en ese aumento de kilos, y es el alcohol.

PUBLICIDAD

Vino, whisky, cerveza y cocteles, entre otros licores, acompañan las fechas especiales de los colombianos; el 87% de los cuales dice haber consumido alcohol al menos alguna vez en su vida, según un estudio reciente de los ministerios de Justicia y Salud. Pero además, estas bebidas ayudan, con su contenido calórico, a que los números de la báscula suban.

PUBLICIDAD

“La carga calórica de los licores varía según su materia prima. Por ejemplo, los destilados de cereales como el trigo y el centeno, tienen bajas calorías. Los destilados de caña que tienen un proceso adicional, como nuestro aguardiente, tiene una carga calórica casi el doble que el whisky”, explica César Triviño, master bartender de Pernaud Ricard Colombia.

El experto en bebidas alcohólicas añade que entre los licores con menos carga calórica están el whisky, el vodka y algunos rones, mientras que el coñac y algunos cocteles aportan un mayor número de calorías.

El mito de los cocteles

A pesar de que muchos consideran que los cocteles, al ser mezclas de alcohol con otras bebidas e ingredientes, aportan más calorías que el licor puro. Sin embargo, Triviño explica que este no siempre es el caso.

“Depende de los ingredientes con los que se esté haciendo. Por ejemplo, un ron en trago doble tiene 110 calorías en promedio, pero si le agrego soda, solamente queda en unas 70 calorías. Ya cuando le pongo otras cosas, como azúcar si estoy haciendo un mojito, de 110 sube a 150 calorías, más o menos”, detalla.

Agrega que un coctel más elaborado, como el Long Island (triple sec, ron, tequila, vodka y Coca Cola) tiene en promedio 780 calorías, y una piña colada tiene entre 300 y 350.

Leer también  Estos son los síntomas que las mujeres suelen ignorar antes de un infarto por obstrucción.

Llevando la cuenta

A pesar de que la cantidad de calorías varía según el tipo de licor, una fórmula sencilla indica que cada gramo de alcohol puro equivale a 7 calorías en promedio, según explica el doctor Jairo Cepeda Díaz, toxicólogo clínico y docente de la Universidad del Norte.

Esto permite sacar un aproximado de cuántas calorías hay en un trago de licor.

“El whisky tiene 45% de alcohol, es decir, 45 gramos de alcohol puro por cada 100 centímetros cúbicos.

Entonces, en una botella de un litro, hay 450 gramos de alcohol puro. Esta cifra, multiplicada por 7, da un total de 3.150 calorías en una botella de un litro de whisky”, detalla el especialista.

Si consideramos que de un litro de esta bebida salen cerca de 15 tragos, cada uno de ellos tendrá 210 calorías, aproximadamente.

Por su parte, Triviño recomienda que si se quiere disminuir el aporte calórico, el licor se puede mezclar con soda, agua, jugos “aguados” y hasta té natural (no del que viene preparado ni en polvo).

Para aquellos que quieren tomar un coctel bajo en calorías pueden optar por la mimosa (champaña y jugo de naranja en partes iguales) o un mojito con endulzante light en vez de azúcar.

Mucho más que solo calorías

Nadie quiere terminar el mes de diciembre con sobrepeso, pero para la doctora Consuelo Tarazona, profesora e investigadora de la facultad de medicina de la Universidad de la Sabana, el exceso de alcohol va más allá de “consumir más calorías y ponerse más gordo”.

“El alcohol produce el doble de calorías que tendría cualquier otro carbohidrato simple, como un helado o una cucharada de dulce. Produce un incremento del azúcar en general a nivel sistémico (de todos los órganos)”, sostiene la médica, quien tiene una maestría en nutrición y alimentos infantiles.

Este incremento de azúcar en el organismo “finalmente se convierte en grasa y aumenta el colesterol que propicia más adelante problemas cardiovasculares”. Además, lo que aporta el alcohol son calorías vacías que no generan energía, y consumido en exceso, “propicia alteraciones desde el punto de vista de la absorción, depósito y metabolismo de todos los nutrientes como vitaminas y minerales”.

Fuente: El Heraldo

No te lo pierdas

15397848_1202398539827862_1894395027_o (1)

5 Daños irreparables que le causas al bebé cuando eres abusada emocionalmente en el embarazo

La etapa del embarazo debería ser el tiempo más feliz de cualquier mujer, pero por …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo