¿Sabías que el mal genio puede ser un trastorno crónico?

La distimía o mal humor, es un trastorno afectivo de carácter depresivo crónico, caracterizado por la baja autoestima y aparición de un estado de ánimo melancólico, triste y apesadumbrado, pero que no cumple con todos los patrones diagnósticos de la depresión. Se cree que su origen es de tipo genético-hereditario y que en su desarrollo influirían factores psicosociales como el desarraigo, la falta de estímulos y premios en la infancia, entre otras causas.

El término fue utilizado por primera vez por James Kocsis, de la Universidad de Cornell, durante la década de 1970. El inicio suele ser temprano. Aparece con doble frecuencia en mujeres que en hombres, sola o asociada a otros trastornos psiquiátricos, sobre todo depresiones graves y pérdida del apetito sexual. Es frecuente en su evolución el deterioro social y el abuso de sustancias como alcohol y otras drogas.

PUBLICIDAD

El síntoma que predomina es el mal genio por periodos de tiempo prolongados, puede variar dependiendo de la edad. Otros síntomas  asociados a las distimía son los trastornos alimentarios, del sueño, sensación de falta de energía, incapacidad para concentrarse, baja autoestima e indecisión entre otros. Si en algún momento presentas estos síntomas de manera reiterada y estable deberás consultar a un especialista.

Leer también  Atención mujeres: Estudio confirma que los labiales contienen sustancias tóxicas para la salud

Los tratamientos para este trastorno varían entre la utilización de fármacos y las psicoterapias. Además de esto algunas estudiosos recomiendan terapias alternativas que permitan un estado de relajación mayor. Hay que tener en cuenta que sea la cualquier opción que se tome, se debe hacer de manera adecuada y con las personas idóneas para hacerlo, esto permitira que el trastorno no evolucione hacia un estado peor.

Visto en: DemasiadoInteresante

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

f6519d38ae92b7c209d353604ff35424

Si ves estas etiquetas en la fruta, no la compres. ¡Te decimos por qué!

Todos hemos visto alguna vez esas molestas y minúsculas pegatinas sobre las frutas del supermercado. …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo