Saltar al contenido

Saludó de beso a su víctima y pidió tinto: el descaro de un extorsionista que tenía casa por cárcel

“¿Otra vez usted acá?”, le preguntó un funcionario de la URI en Barranquilla cuando lo vio llegar, acusado de aterrorizar aproximadamente unas 100 amas de casa en el transcurso de un año.

El hombre amenazaba con matar a las mujeres si no le entregaban la gruesa suma de dinero que este les pedía. Inclusive arribaba a la casa de sus victimas para amedrentarlas. Una de las mujeres, que rompió el silencio, permitió que las autoridades lo capturaran.

“Llamaba amas de casa, especialmente identificando que no trabajaban sino que estuvieran en su residencia permanentemente, haciendo su actividad del hogar. De esta manera empezaba hacer inteligencia”, manifestó sobre el delincuente el general Fernando Murillo, director del Gaula de la Policía.

En un video grabado por las autoridades se logra escuchar la conversación que sostiene con una señora.

“Usted me dijo que no me iba a seguir extorsionando, no me iba a pedir plata ni me iba a seguir amenazando”, dice la víctima.

Leer también  ¡Atencion Barranquilla! Anda un pervertido suelto en la ciudad cogiendo punta a mujeres y tomándole fotos y videos.

No obstante, cuando ella le entrega el dinero, sucedió algo inesperado.

“¡Alto, quieto, Policía Nacional, Gaula Atlántico, manos a la cabeza!”, grito con firmeza un uniformado.

Los investigadores, a lo largo de varios meses, venían siguiéndole el rastro al señalado extorsionista.

La sorpresa fue mayor cuando las autoridades verificaron que tenía brazalete de seguridad del Inpec.

“Se capturó el año pasado precisamente cobrando una plata de extorsión en una empresa de giros. Este individuo está vinculado con una banda delincuencial”, dijo el general Murillo del Gaula.

La Policía y las víctimas confían en que el hombre, capturado por segunda vez por el mismo delito, ahora sí pague una larga condena tras las rejas y no en la casa.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo