Saltar al contenido

Se fue de parranda con varias amigas y dejó que su bebé muriera de hambre

La joven, de 17 años, abandonó a su hijo por una semana. Mintió que lo había dejado con una “tía”.

Viktoria Kuznetsova, una joven mamá rusa de 17 años, dejó que su bebito agonizara durante una semana y muriera por desnutrición mientras ella seguía activa en redes sociales y asistiendo a fiestas.

Según publica el diario británico The Sun, la adolescente dejó a su hijo de nueve meses, Egor, en su casa de Rostov, en su carrito y abrigado. Su novio había partido días antes al servicio militar.

Tras abandonar al pequeño, Viktoria se fue con sus amigas y se hospedó en una residencia universitaria. Supuestamente, les dijo a ellas que su bebé estaba con una tía.

Durante esos días siguió publicando frases y fotografías en sus redes sociales, como cualquier otra adolescente: “De fiesta con Nastya”“Me teñí el pelo de negro”, entre otras publicaciones

Los vecinos fueron quienes llamaron a la Policía cuando no vieron movimientos en la casa durante una semana. Pero cuando los oficiales llegaron ya era tarde: encontraron el cadáver del bebé, con signos de desnutrición y agotamiento.

Leer también  Expertos científicos de la numerología bíblica aseguran que el fin del mundo podría ser en Septiembre

Según cuenta el medio citado, la joven ya había intentado dar su bebé en adopción a poco de dar a luz. Ahora, Viktoria quedó detenida y podría pasar hasta diez años en la cárcel.

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo