Si ves a tus hijos sentados en esta posición, detenlos inmediatamente. No imaginas el daño que se hacen.

PUBLICIDAD

Una de las posiciones más comunes entre los niños para sentarse, es la forma de la letra W. Se la pasan muchas horas jugando Xbox, viendo películas o leyendo de esa manera, sin embargo, puede causar una gran cantidad de complicaciones ortopédicasde las cuales ellos no son conscientes.

Esta posición causa destrucción de puntos de rotación de la cadera; que puede conducir a serios problemas ortopédicos. Por esa razón, cada que veas que tus hijos se sienten de esa manera; deberías advertirles.

Lo normal es que se piende que los dolores de espalda o de articulaciones es algo que sólo le ocurre a los adultos; sin embargo, el dolor o las anomalías causadas por una mala postura, son cosas que pueden afectar tanto a adultos como a niños. De hecho, muchos adultos sufren de dolores o anomalías ortopédicas que provienen de malas posiciones desde la niñez. Obviamente, también hay dolencias provocadas por un nuevo trabajo; en el que por ejemplo tienes una mesa muy baja, una silla muy baja, muy alta, etcétera.

Leer también  Las extrañas “manchas” (moscas volantes) que flotan en nuestros ojos
PUBLICIDAD

Para empezar; lo ideal es que los niños no estén desarrollando actividades en el suelo; no sugerimos que estar en el suelo esté equivocado), pero si van a estar en el suelo, deben tener por lo menos una posición adecuada. Siempre será preferible que estén sentados en una silla o un sofá; ya que las articulaciones y la columna se van a sentir más cómodas. Entonces te preguntarás por qué los japoneses se sientan para comer o ver TV. Bueno, saben hacerlo sin causar problemas a tu cuerpo, y por supuesto no utilizan la forma de W.

A continuación el video:

Visto en: MEncantaLaCiencia

No te lo pierdas

cover fb 23 septiembre

¿Se viene el fin del mundo? La NASA rompió el silencio y habló sobre el 23 de septiembre

PUBLICIDAD La profecía que señalan que este 23 de septiembre va a ser el “fin del …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo