Su difunto hijo no pudo asistir a su boda, pero tuvieron un invitado especial que se los hizo recordar.

PUBLICIDAD

Han pasado ya dos años, y Becky Turney, de Alaska, vivió el peor día de toda su vida cuando su hijo Triston falleció con tan solo 19 años de edad. Pero, a pesar del dolor, Becky no tuvo más opción que seguir adelante y rehacer su vida. Dos años después, Becky se casaba con el hombre que había soñado toda su vida, Kelly Turney. Obviamente, en ese día tan maravillo y especial Becky tenía presente a su difunto hijo Triston en cada paso que daba hacia al altar, tanto así que la mujer de 40 años dejó una silla libre para su hijo con el siguiente mensaje:

“En el día de tu boda estaré en el cielo, ¿qué puedo hacer? Vendré a la Tierra a pasar ese día contigo, así que guárdame un sitio, una silla vacía. Puede que no me veas, pero estaré allí”. Pero la emotiva y grandiosa sorpresa que su novio Kelly le tenía preparada ese día maravilloso la dejó literalmente muda!.

Varios minutos antes de que la ceremonia iniciara, habia llegado un hombre que había que presentarle: se llama Jacob Kilby, tenía 21 años y había tomado un vuelo desde San Diego solamente para conocerla. Cuando Becky lo vio, inmediatamente lo reconoció y se echó a llorar como una niña, ella ya sabía de quién se trataba en realidad.

Cuando su hijo Triston falleció, Becky donó sus órganos vitales. Ese gesto tan altruista hizo que nada menos que cinco personas pudieran seguir viviendo. Una de esas personas era Jacob, que en octubre de 2015 había recibido el corazón de Triston. El novio de Becky llevaba meses planeando un encuentro con Jacob, pues al estar en el día más especial de sus vidas, una parte de Triston también estaría con ellos: su corazón.

PUBLICIDAD

El momento del encuentro es indescriptible. Becky pudo oír el corazón de su hijo latir una vez más con un estetoscopio. Aunque no pudiera estar presente físicamente, su corazón latía allí mismo, ¡junto a ella! ¡Qué momento más maravilloso debió de ser! “Estaba fuera de mí. Chillé como una niña pequeña, no paraba de saltar. Fue increíble. Nunca me han sorprendido así. Siempre desenvuelvo los regalos de Navidad antes de tiempo en secreto. Que fuera capaz de lograr esto sin que yo me enterara es increíble”, cuenta Becky emocionada.

Leer también  (Video) Cobra diario saca a pelear a cliente desnudo, mientras que jóvenes atracan a pasajero de bus que pasaba por el lugar!

Jacob nació con síndrome del corazón izquierdo hipoplásico y tuvo que operarse tres veces antes de su primer trasplante, con dos años de edad. Pero en 2015 el corazón empezó a deteriorarse y, poco después, sufrió un ataque al corazón. Jack entró en lista de espera y en octubre de ese año le trasplantaron con éxito el corazón de Triston. Para Becky saber que su hijo ha podido salvar la vida de Jack y otras cuatro personas es maravilloso. “Todos dejamos nuestra huella en el mundo, pero ver cómo Triston ha cambiado la vida de Jacob es increíble. Me hace sentir tremendamente orgullosa”.

Kelly espera que este regalo para su esposa y su hijastra de 13 años sirva para que otras personas consideren la donación de órganos. “Es la acción más altruista que puedes llevar a cabo. Además, animamos a los donantes y receptores de órganos a conocerse porque sirve mucho para sanar”, dice Kelly. Además, según Becky, “el vínculo que se crea entre la familia de los donantes y receptores dura toda la vida”.

No es de extrañar que en la boda de Becky y Kelly no quedara un ojo seco tras el emotivo encuentro. Perder a un hijo es un tremendo golpe para cualquier padre, pero gracias a su marido, Becky pudo tener a su hijo junto a ella en uno de los días más especiales de su vida. Y, por supuesto, Jack no lo dudó ni un segundo cuando le pidieron asistir a la ceremonia. ¡Esta familia le había dado una nueva vida, después de todo! Una historia triste pero con final feliz, que demuestra que existen muchos corazones buenos en este mundo, en todos los sentidos.

Con información de NoLoCreo

No te lo pierdas

safe_image-7

6 desconocidos conversaron en una habitación oscura. Cuando encienden la luz ninguno cree lo que ve

PUBLICIDAD Muchas veces los prejuicios nos hacen juzgar a las personas antes de conocerlas realmente. …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo