Su hijo muere en 2013. 3 años después una niña pequeña le pide que apriete la barriga de un oso de peluche

Nerviosa, la estadounidense Heather Clark sostiene un estetoscopio frente a la niña de 4 años Jordan Drake. En 2013, hace 3 años, Heather perdió a su hijo de 7 meses Lukas. La madre aún no ha podido superar la terrible pérdida. Pero la pequeña Jordan se levanta la camisa y le da a Heather un enorme regalo.

Al escuchar el latir del corazón de Jordan, Heather no puede contener las lágrimas.

En el pecho de Jordan sigue latiendo el corazón de Lukas Clark. Tras su fallecimiento, Heather donó sus órganos, con los que salvó la vida de 3 niños, entre ellos la de Jordan, que había pasado los primeros años de su vida en un hospital debido a una enfermedad cardíaca congénita.

PUBLICIDAD

3 años después de la tragedia, Heather vuelve a escuchar a Lukas a través de Jordan.  Como despedida, Jordan tiene aún otro maravilloso regalo para Heather: un osito de peluche con una grabación del latido del corazón de Lukas. Así Heather podrá siempre recordar este precioso momento.

Visto en LoqQueNoSabia

Leer también  Madre descubrió a su hija de 13 años jugando al ‘sexting’. La castigó de la forma más humillante de todas
PUBLICIDAD

No te lo pierdas

Su cuerpo se estaba poniendo negro como el carbón, pero nunca sospechó que su hijo tuviera algo que ver. ¡Tiene mucha suerte de seguir vivo!

Su cuerpo se estaba poniendo negro como el carbón, pero nunca sospechó que su hijo tuviera algo que ver. ¡Tiene mucha suerte de seguir vivo!

Advertencia: este artículo contiene imágenes que podrían perturbar a algunos lectores. La vida de Kevin …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo