Tecnoglass estaría detrás de la reventa de boletas por eliminatorias de Mundial de Rusia 2018

PUBLICIDAD

Tecnoglass es la única empresa colombiana que tiene acciones en Nasdaq, una de las principales bolsas de valores de Estados Unidos y del mundo. Y según el portal investigativo Primera Página, está cotizada empresa, cuyos dueños son de una reconocida familia de la Costa Caribe, está en aprietos a raíz del escándalo que se desató hace dos semanas, por cuenta de las irregularidades en la venta de boletas para el partido de fútbol entre Colombia y Brasil, que se jugó el 5 de septiembre pasado en Barranquilla.

De acuerdo con la información divulgada por el portal, el pasado 14 de septiembre investigadores de la Superintendencia de Industria y Comercio llegaron hasta las instalaciones de la empresa en Barranquilla. A los investigadores los recibió Christian Daes Abuchaibe, quien comparte con su hermano, José Manuel (el “Yuyo” Daes), la dirección de la empresa. A Daes le pidieron que se retirara de su oficina y dejará su celular sobre el escritorio.

En diálogo con El Espectador, Cristian Daes negó esa versión y dijo que él voluntariamente les entregó a los investigadores su teléfono para que grabaran toda la información del mismo. “No hay una sola línea de ese artículo que sea cierta”, aseguró.

“Tomaron documentos, copiaron discos duros de computadores de escritorio y portátiles, memorias USB, tablets y otras ‘pruebas’ de diversas oficinas”, dice Primera Página. La intención de la Superintendencia en este caso sería investigar si Tecnoglass, a la sombra, consiguió el contrato con la Federación Colombiana de Fútbol para que la empresa Ticket Shop se quedará con la comercialización de las boletas del partido Colombia-Brasil.

Según Primera Página, la empresa de los hermanos Daes habría utilizado como fachada a Ticket Shop, que para quedarse con la venta de las entradas ofreció a la Federación $43.000 millones,ganándole a una competencia que ofreció entre $22.000 y $25.000 millones por hacer lo mismo. Según Primera Página, Ticket Shop no tenía la capacidad financiera para ofertar ese dinero.

“Ya hay evidencias documentales, de chats y llamadas, como por ejemplo un “mándame 4.000 boletas yaaa” (a las oficinas de Tecnoglass)… pero además ya uno de los involucrados se acogió al plan de delación usual en los procesos de prácticas restrictivas de la competencia y está colaborando con toda la información que sirvió para llegar al eje central de todo este escándalo”, explica el portal en su artículo.

Daes asegura que los investigadores de la SIC no se llevaron ningún documento de la empresa y que lo único que Tecnoglass ha hecho es comprar un paquete de boletas de manera legal.

Primera Página asegura sin embargo que las irregularidades que está buscando el organismo de control tienen que ver con infracciones del Estatuto del Consumidor que habría cometido Tecnoglass, “exactamente por la conducta de acaparamiento con fines de reventa masiva de boletas para el partido entre las selecciones de Colombia y Brasil, el cinco de septiembre de 2017 en Barranquilla, por las Eliminatorias al Mundial de Fútbol Rusia 2018”.

PUBLICIDAD

Ticket Shop ya está bajo la lupa de las autoridades. Antes del partido de la Selección Colombia contra la de Brasil, miles de usuarios denunciaron que no habían podido comprar boletas que estaban ofertadas. Por eso, en agosto, Pablo Felipe Robledo (superintendente de Industria y Comercio) confirmó que Ticket Shop empezaba a ser investigada por un posible engaño a los consumidores que pretendieron adquirir boletas a través de su página web. La indagación es, específicamente, por 6.000 boletas.

Leer también  Nueva versión en el caso del asesinato de Alejandro Viloria a manos de pandilleros

César Carreño, gerente de Ticket Shop, salió a explicar a medios que no hubo tal engaño, que se trató de un error humano: “Estamos reuniendo todos los medios probatorios para presentar ante la Superindustria que las 6.000 boletas sí habían sido vendidas, y fue una equivocación”,indicó Carreño, quien señaló que el error podría haber sido de ingenieros de la empresa. “Estamos haciendo los descargos internos necesarios para esclarecer de manera detallada que fue lo qué pasó, y por qué se pensó que las 6.000 boletas estaban disponibles”.

Según la versión de la empresa, las entradas se habían agotado en 42 minutos. Sin embargo, esto no resultó ser cierto y jamás se vendieron tales boletas. No obstante, lo que ahora indaga la SIC es mucho más grave: que hubo acaparamiento de boletas para revenderlas a precios disparados. “En el caso del partido entre Colombia y Brasil, boletas de las más caras, originalmente de $350 mil pesos, cada una, se revendieron entre $2 millones y $4 millones, cada una, y las menos costosas, fácilmente de 60.000 pesos, se revendieron a 450 mil pesos o hasta 500 mil pesos”. 

Primera Página sostiene que logró establecer que ya hay pruebas documentales del acaparamiento de al menos 16.000 boletas, y que en esta operación habrían estado involucrados los hermanos José Manuel y Christian Daes, este último invitado por el presidente Santos a asistir en Washington a celebrar los 15 años del Plan Colombia. También lo estaría Elías José Yamhure Daccarett, primo de los Daes.

Cristian Daes acepta que conoce a Yamhiure pero asegura que no tienen ninguna relación ni familiar ni de negocios.

El viernes, el superintendente de Indutria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, aseguró que la indagación preliminar está en la delegatura de competencia. “En tres o cuatro semanas seguramente la Superintendencia estará diciéndole al país cuales los resultados de esa investigación y si esa investigación amerita la formulación de pliegos de cargos contra unas personas o unas empresas”, dijo  Robledo.

Sobre Tecnoglass no quiso pronunciarse por la reserva de la información, pero aseguró que “en tres o cuatro semanas lo vamos a decir…Si hay una relación de Tecnoglass con el tema de las boletas o cuáles son las empresas, quiénes son los directivos del futbol, si es qué hay directivos del fútbol o exdirectivos del fútbol, o cómo se ha llevado a cabo lo que hemos denominado el desvío masivo de boletas para reventa”.

Informó sí que Tecnoglass y otras empresas compraron paquetes corporativos de boletas, tanto para el partido Colombia-Paraguay como para el de Brasil-Colombia que es motivo de investigación.

Nota del editor: Este artículo se modificó para incluir la versión de Cristian Daes y las menciones del superintendente a la investigación en una rueda de prensa el pasado viernes.

Visto en El Espectador

No te lo pierdas

cover fb delicrem santa marta captura joven autista

Joven autista piropeó a una mujer y fue agarrado a golpes en un Centro Comercial de Santa Marta

PUBLICIDAD El caso que tiene consternado a Santa Marta, ocurrió en la noche de hoy Jueves, en …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo