Todas las mañanas, este hombre tomaba un mazo, desaparecía y regresaba por la noche. Veintidós años después, todos descubrieron lo que había hecho

PUBLICIDAD

Dashrath Manji vivió toda su vida en un pequeño pueblo de la India. Él y su mujer, Falguni, eran muy pobres, pero se amaban y eran felices juntos. Sin embargo, un día Falguni se enfermó de gravedad y necesitaba un médico urgentemente. Dashrath y su esposa se dirigieron a pie hacia la ciudad más cercana, la cual se encontraba a unos 80 kilómetros. Caminaron lo más rápido que pudieron, pero la ruta era complicada; tenían que rodear una montaña para poder alcanzar su destino.

Falguni no sobrevivió al viaje.

Para Dashrath, la pérdida de su esposa fue devastadora. No tenía idea de cómo continuar con la vida con un dolor tan grande a cuestas. Sentía que se estaba volviendo loco de pena y rabia, así que se le ocurrió una idea. Se pasó los días siguientes reuniendo todas las herramientas que necesitaba.

Se trataba de un plan de una magnitud astronómica. Pieza por pieza, piedra por piedra, empezó a excavar aquella montaña que le había impedido sobrevivir a su mujer. Estaba dispuesto a asegurarse de que nadie más fuera víctima del mismo destino. Aunque era inmenso, en el fondo su plan era muy sencillo: ¡iba a construir una carretera a través de la montaña!

En esta foto, el hijo de Dashrath nos muestra las herramientas que usó su padre…

Día a día, impulsado por su gran tristeza, Dasrath excavó incansablemente. Se había propuesto ayudar a su pueblo y garantizarles un futuro más próspero.

Todos los días al amanecer, durante 22 años, desaparecía en dirección a la montaña. Y cada noche, regresaba al pueblo, cansado y hambriento.

Se convirtió en un ritual que cumplió religiosamente hasta su muerte en 2007.

El resultado es un monumento impresionante a su fuerza de voluntad: ¡un pasaje de 7.6 metros de alto, 9 metros de ancho y 91 metros de largo!

Leer también  Hijo de Patricia Teherán cuenta cómo fue crecer sin su mamá y confirma que actuará en 'Tarde lo conoci'
PUBLICIDAD

Veintidós años después de que Dashrat empezara su increíble proyecto, sus vecinos del pueblo finalmente comprendieron qué había estado haciendo todo ese tiempo.

La sorprendente hazaña de Dashrath transformó completamente la vida de los habitantes de este pueblo, incluso de aquellas personas de las villas de alrededor. Los 80 kilómetros que antes los separaban de la ciudad más cercana, ¡se habían reducido a solo 3! La gente que alguna vez estuvo completamente privada de lo que la ciudad les podía ofrecer, ahora pueden acudir al médico, a las escuelas, tiendas y fábricas a solo una hora pie.

La vida del pueblo cambió drásticamente para bien. Más gente joven puede asistir a la escuela y los demás han encontrado mejores empleos en la ciudad.

Alguna vez Dashrath fue tachado de loco, pero ahora la gente de su pueblo lo recuerda de una forma muy distinta. “Dashrath murió como un hombre frustrado, ya que su trabajo nunca fue reconocido ni premiado, pero actualmente, los vecinos del pueblo lo tienen en la memoria y su proeza es una fuente de inspiración para muchos”, comentó uno de los habitantes.

Puedes ver la historia de este extraordinario hombre en este vídeo (con subtítulos en inglés):

El amor de Dashrath por su esposa y la gran pena de verla morir le dieron una fortaleza impresionante, que lo llevó, literalmente ¡a mover montañas! Su perseverancia le ha infundido nuevas esperanzas en el futuro a su comunidad, cuyos miembros le estarán agradecidos siempre. Puede que no hayan reconocido su grandeza mientras estaba vivo, pero están haciendo su mejor esfuerzo para enmendar su descuido. Descansa en paz, Dashrath, ¡te lo mereces!

Visto en NoLoCreo

No te lo pierdas

cover fb fotos consumidores

Las desgarradoras y desagradables fotos del “antes y después” de adictos liberados por un centro de rehabilitación

PUBLICIDAD La ONG estadounidense Rehabs divulgó las fotos del antes y después de los adictos …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo