Tremenda muñequera por una carimañola en Barranquilla!

El video tiene más de 33.800 reproducciones. Varios policías lograron controlar la discusión.

Un nuevo caso de intolerancia se presentó en Barranquilla, esta vez por un frito en aparente mal estado.

Una carimañola se convirtió esta semana en el motivo para una acalorada discusión entre un cliente insatisfecho y un vendedor del tradicional frito costeño.

El singular suceso ocurrió en la avenida Murillo cerca de Metrocentro cuando un cliente compró una carimañola y, según su versión, el alimento estaba en mal estado, aunque no especificó por qué, y le pidió al vendedor que se lo cambiara. En ese momento recibió una negativa y por esa razón le tiró el frito al dueño de puesto de comidas.

Acorde al comprador, cuando las personas que acompañaban al vendedor vieron que él le arrojó la carimañola se apresuraron a golpearlo.

De inmediato, varios curiosos se aglomeraron en el sitio mientras veían como vendedor y cliente se agredían física y verbalmente.

Leer también  Jean-Claude Van Damme recrea famoso baile de 'Kickboxer'
PUBLICIDAD

El video se ha vuelto viral en redes sociales y en Facebook ha llegado  a más de 33.800 reproducciones, tiene más de 379 ‘Me gusta’ y más de 200 comentarios que coinciden en que el vendedor debió cambiar la carimañola con otro tipo de frito, ya fuera una arepa de huevo, una papa rellena o una empanada.

La acalorada discusión llamó tanto la atención que en el lugar hicieran presencia 10 policías, dos motos de patrullaje y una patrulla de la institución, hecho que fue punto de crítica y burla por parte de varios ciudadanos.

Ambos hombres, vendedor y cliente, fueron apartados y retirados del lugar por los agentes de la Mebar.

Visto en: El Heraldo

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

esquinadelmovimiento

¡Saca el cole que llevas dentro! ¿Qué tanto sabe de expresiones ‘coletas’? Ponte a prueba en este test vale mia!

Buscar: Por motivo a las “relajadas” declaraciones del ciclista Rigoberto Urán en cada etapa del Tour de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo