Un sacerdote que falleció por varios minutos asegura que Dios es mujer y que…

Gran controversia ha causado John Michael O’Neil, sacerdote católico, quien asegura que Dios es mujer, después de haber sido resucitado.

Fue hace algunas semanas cuando el sacerdote acudió de emergencia al Hospital General de Massachussettes con varias de sus arterias obstruidas.

La gravedad de su situación provocó su muerte por 48 minutos, lapso en el que los médicos siguieron bombeando sangre a su cerebro para reanimarlo, intentando destapar sus arterias.

Fue aquí donde ocurrió el milagro. “Su presencia era al mismo tiempo superadora y reconfortante. Ella tenía una voz suave y su presencia era tan reconfortante como el abrazo de una madre. El hecho de que Dios sea una Madre Santa en vez de un Padre Santo no me perturba. Ella es todo lo que esperaba que fuera y más”, aseguró O’Neil después de regresar del más allá.

PUBLICIDAD

Para muchos esta noticia no es sorprendente, si bien son pocos los que hoy en día creen en Dios, el asegurar que la entidad es femenina crea un nuevo capítulo en la historia de la fe y en la sociedad, ya que de comprobarse sería punto crucial en la lucha de los sexos.

Leer también  12 diferencias entre salir con un niño y salir con un hombre

De acuerdo a la Biblia, Dios creó a los seres humanos a su imagen y semejanza, ¿en qué se basó para crear a la mujer? Es importante considerar también, que en años recientes han aparecido nuevos textos que presumen ser parte de las sagradas escrituras.

Mientras tanto diversos líderes religiosos discuten la experiencia de O’Neil tratando de encontrar pruebas que le afirmen o aclaren.

¿Será posible que Dios sea mujer?

Visto en: Badabun.Top7

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

esquinadelmovimiento

¡Saca el cole que llevas dentro! ¿Qué tanto sabe de expresiones ‘coletas’? Ponte a prueba en este test vale mia!

Buscar: Por motivo a las “relajadas” declaraciones del ciclista Rigoberto Urán en cada etapa del Tour de …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo