Una mujer revela cómo su pareja la violaba y ultrajaba mientras ella dormía

PUBLICIDAD

Pensó que había encontrado a su “príncipe azul”. Catrina Young, de 28 años y habitante en la localidad inglesa de Ipswich, se sentía básicamente en el cielo tras casarse con Christopher Lander.

Llevan tres años de relación y tenían un hijo, cuando decidieron casarse. Ella no tenía duda de él y afirma que el hombre jamás la hizo dudar en nada. No obstante, solo 20 días luego del matrimonio, la policía se aprestó en la madrugada en la vivienda que compartían: iban a detenerlo puesto que era sospechoso de descargar material erótico protagonizado por menores de edad.

Y no solo había bajado de internet una cantidad exagerada de videos e imágenes aberrantes, sino que además tenía grabaciones de cómo violaba a su mujer mientras dormía. Ahí el mundo de Young se vino abajo.

“Me dije que era demasiado bueno para ser cierto, pero a cada paso, él superaba mis expectativas. Aparecía con ramos de flores, me llevaba a cenar. Y entonces descubrí la verdad. No puedo creer que estuviera casada con un monstruo así”, confesó la mujer al diario inglés The Sun.

La pareja se conoció el 2012. Ella venía de un matrimonio que no terminó bien y no tenía mucha fe de hallar de nuevo el amor. Pero igual se inscribió en un portal de internet de citas, en donde un día la contactó Lander. La química vía online fue muy buena, por lo cual decidieron juntarse para conocerse en persona. Y todo resultó de maravilla.

“No pasó nada esa noche, pero fue encantador y me hizo reír. Nos dispusimos a reunirnos una semana después; pronto fue dos veces por semana. Él decía que nunca tenía suficiente de mí y me hizo sentir querida y deseada”, relató.

Tres meses después, el hombre se fue a vivir con Catrina. nueve meses después, le propuso matrimonio. “Tenía todas las razones para creer que era tan perfecto como parecía”, agregó.

“Cuando tuvimos a nuestro hijo parecía ser el padre perfecto, estaba tan orgulloso de él, ayudaba con la alimentación en la noche, cambiaba pañales y ayudaba todo el tiempo”, expresó.

El día que llego la policia, todo cambió. “Nunca voy a olvidar la noche cuando la policía llegó. Él no podía verme a los ojos mientras la policía me contaba lo que había sucedido. Durante los dos días siguientes, antes de ser acusado, todavía me aferraba al hecho de que todo era un error horrible. Me sentí enferma, completamente enferma. Él me había hecho sentir segura, hasta habíamos discutido cuánto odiábamos a los pederastas y, sin embargo, era uno”.

Leer también  Esta es la historia del hombre en boxer que gritaba Fanny, Fanny! en la calle 84 de Barranquilla
PUBLICIDAD
Christopher Lander

Pasaron varios días de la detención de Christopher, y de nuevo la policía llegó a la casa. En esta ocasión, con otra espeluznante novedad. Los investigadores le preguntaron si habían jugado como pareja a tener relaciones íntimas mientras ella “se hacía la muerta”.

“Estaba confundida, por supuesto que no lo habíamos hecho. Habíamos tenido una vida sexual completamente ‘normal’. Entonces me dijeron que tenían razones para creer que me violaba mientras dormía. No podía soportarlo, era repugnante”, manifestó.

“Estaba absolutamente disgustada de pensar que él había hecho eso y no podía entender cómo lo había logrado sin que me diera cuenta . Todavía no lo sé con seguridad, pero encontré sedantes en un cajón, que creo que debe haber usado”, afirmó. Además, agrego “a menudo me sentía agotada por la noche y me iba a la cama temprano, y él solía cocinar para mí y hacerme bebidas calientes por la noche”.

En mayo de 2016 el hombre se declaró culpable de 4 casos de violación, tres delitos de incitar a menores a actos sexuales, de almacenación y distribución de material erotico infantil, dos cargos por amenazas de muerte y uno por agresión sexual a un niño. Además, se enteró Catrina en el tribunal como su marido abusó de una colegiala tras ponerle un cuchillo en el cuello y diciéndole que si no se entregaba, la asesinaría. Fue sentenciado a 12 años de prisión.

Pero la mujer afirma que todavía “no desaparece” de su mente la dura experiencia que vivió. “De alguna manera me alegro de que me haya violado, porque significa que tiene una sentencia más larga, aunque no es tan larga como se merece”, manifestó.

“Durante tres años pensé que era perfecto, y aunque (ahora) mi cerebro sabía que era asqueroso, mi corazón lloraba por el hombre con el que pensaba que había estado y por el futuro que pensé que teníamos juntos”, afirmó.

“Ni siquiera puedo pensar en que salga de prisión y quiera volver a ver a nuestro hijo. Nunca más lo quiero cerca de ninguno de nosotros, él no merece ser capaz de vernos. Ese hombre no es un padre, es sólo un mal”, remató Young.

Con información de nuevamujer.com

No te lo pierdas

cover fb fotos consumidores

Las desgarradoras y desagradables fotos del “antes y después” de adictos liberados por un centro de rehabilitación

PUBLICIDAD La ONG estadounidense Rehabs divulgó las fotos del antes y después de los adictos …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo