Video: Estos hombres acosan a mujeres sin saber que son sus propias madres

En el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, una campaña titulada “Sílbale a tu madre” ha provocado una verdadera revolución en Perú

La entrenadora de la selección de vóley femenino de Perú, Natalia Málaga, es la responsable de llevar adelante una campaña que tiene como objetivo desterrar el acoso callejero hacia las mujeres.

“Queremos enfrentar un problema muy grave: el acoso sexual callejero. Hay muchos que con su comportamiento generan malestar en las mujeres. Hagamos que no ocurran ejemplos como éstos”, se lee en el canal de YouTubedonde fue subido el spot.

 

Para la producción, que lleva el nombre “Sílbale a tu madre“, fueron contactadas las madres de dos hombres previamente identificados como frecuentes acosadores. Ellas tuvieron que cambiarse de look para parecer personas más jóvenes.

PUBLICIDAD

“En Lima, siete de cada 10 mujeres sufren de acoso sexual callejero. Los hombres que lo hacen creen que es un mal menor. Vamos a demostrarles que están equivocados”, dice la popular ‘Doña Bárbara’ al iniciar el video deYouTube.

Leer también  La prueba de que la tarjeta de Miss Universo fue modificada con adhesivos y no hubo error

 

“EN LIMA, SIETE DE CADA 10 MUJERES SUFREN DE ACOSO SEXUAL CALLEJERO”

En la grabación, los hombres lanzan piropos a las mujeres que pasan por su lado, pero luego se dan con la sorpresa de que en realidad son sus verdaderas madres. “No puedo creerlo. Te juro que no puedo creerlo”, es la reacción de una de las mamás luego de comprobar que su hijo es un acosador; mientras el avergonzado varón intenta calmar la situación.

El video ya fue visto por más de 250.000 personas en sólo dos días.

Fuente: infobae.com

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

551555_354142

El bochorno del año ya lo protagonizaron en los #Oscar2017. Mira lo que ocurrió con la mejor película del año.

La edición 89 de los premios de la Academia concluyó con un error. Warren Beatty …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo