(Video) joven enamorado paralizó Buenavista I y II para pedirle matrimonio a su novia

Una propuesta de matrimonio que parece salida de una gran serie romántica protagonizó una pareja de barranquilleros en el Centro Comercial Buenavista I y II.

La singular pedida de mano ocurrió en la tarde del 29 de diciembre de 2015 y fue compartida en Youtube por la cuenta de Johare Donovan Valdez Montenegro, el pasado 19 de enero.

Según se aprecia en el clip de más de 17 minutos, Yuleidys Pérez Herazo llegó al centro comercial con la excusa de encontrarse con algunas amigas y desde la entrada comenzaron las sorpresas. Quince carteles, cada uno de los con una rosa incluida iban develando el amor que siente Johore  por Yuleidys y también le dieron una idea de lo que le esperaba.

“Yo sí sabía que algo estaba pasando”, le dijo la protagonista  del clip a una de sus amigas al ver lo sucedido.

PUBLICIDAD

A medida que caminaba por las instalaciones del lugar comercial, más amigos se acercaban con anuncios como “Han sido los dos años más permisos”, “Eres una hermosa bendición, te amo”, “Contigo me siento como un héroe”, “Te amo y for ever”, “Gracias por estar a mi lado”, entre otras frases románticas. Al fin, una silla y un hombre enamorado la esperaban detrás de un árbol de navidad y luego de una bella canción  y unas hermosas palabras de Johare Donovan llegó la gran pregunta y arrodillado en frente de ella le pidió matrimonio a lo que respondió la joven afirmativamente con lágrimas y mucha alegría.

Leer también  Chofer de buseta se bajo a comprar una gaseosa en medio de trancón de la calle 82

Como toda historia de amor, el momento finalizó con la ovación y aplausos de los amigos y cientos de curiosos que se acercaron al lugar.

Visto en: ZonaCero

PUBLICIDAD

No te lo pierdas

59246860c46188696e8b4639

(Video) “Hola, ¿es el cielo?”: un pastor Africano llama por teléfono a Dios

Buscar: Durante sus servicios, un pastor de Zimbabue se comunica con el cielo, le cuenta …

Hola querido amigo!

Síguenos en Facebook para compartir nuestro optimismo