Amor real: Chófer maneja bus junto a esposa con Alzheimer porque no hay quién la cuide

El hombre se levanta todos los días a las  5:30 a.m. y despierta a su esposa que sufre de Alzheimer , la sube al autobús y trabaja junto a ella de copiloto por más de 10 horas. 

“Haga frío o calor, o como sea que esté el clima, tengo que levantarla. A mí me da pena hacerlo, porque la veo durmiendo y no quisiera. Le pongo su ropa, le lavo los dientes, tengo que llevarla al baño y limpiarla cuando hace sus necesidades porque ella no es autónoma para hacerse sus cosas”, contó al diario El Día un rotativo de Chile.

La situación económica no ha sido la mejor y no han podido costear un tratamiento.

Tampoco  ha sido posible internarla en un centro especializado, motivo por el cual Mario la sienta a su lado en el bus como copiloto y hace sus recorridos en las calles de Chile. Son jornadas de 10 a 12 horas diarias.

Núñez confesó que él la ha cuidado solo, pero se le ha hecho pesado la situación. Necesitan dinero para alimentos y medicinas, por lo que tiene que llevar a su pareja a su trabajo.
“Hay veces que me dan ganas de autoeliminarnos… Yo llego a esta casa y no converso con nadie, perdí mi vida social,… solamente me dedico a ella y a tratar de que se duerma para yo poder descansar por lo menos una media hora mientras está en su cama. Ese es nuestro día a día”, dijo.

Una pasajera que toma el autobús que conduce Mario Nuñez, conoció la historia y no dudo en compartirla en sus redes  sociales.

De inmediato una fundación que conoció la historia tomó cartas en el asunto y ahora le brindará a Fresia una mejor calidad de vida para sobrellevar su padecimiento.

 

Por otra parte, Mario podrá seguir realizando sus recorridos con mayor tranquilidad ahora que su esposa está en un mejor lugar.