Bebé de 11 meses lucha por su vida tras caerse en un cubo de agua hirviendo

Como madre o padre, nuestro primer instinto es cuidar al bebé al que hemos dado vida.

Lamentablemente, por más que lo intentemos, los accidentes ocurren. Una serie de eventos desafortunados pueden desarrollarse en cualquier día, a veces haciendo que seas incapaz de proteger lo que más amas en el mundo.

Una madre, Tetyana Chernenko de Ucrania, necesitas nuestras oraciones después de que su hijo, Daniil de 11 meses de edad, se cayera en un cubo de agua hirviendo, sufriendo quemaduras graves en todo el cuerpo.

Para Tetyana y su bebé, la hora del baño es una rutina diaria que se ha mantenido sin cambios y sin perturbaciones durante los últimos 11 meses.

Sin embargo, las cosas se cambiaron un día, después de que Tetyana hizo lo que siempre hacía para preparar el baño de su pequeño, llenar un balde con agua hirviendo y llevarlo al dormitorio.

La colocó junto a la mesa y comenzó el proceso de mezclarlo con agua fría para que su bebé pudiera tomar su baño.

Sin embargo, cuando se dió la vuelta para recoger el agua fría, se produjo la tragedia.

“Vi como caía en el agua hirviendo. Corrí al cubo y lo saqué», dijo Tetyana a los reporteros locales, según The Sun.

“Lo abracé, luego lo envolví en una tela de algodón. Cuando lo desenvolví, vi que su piel se estaba pelando”.

Daniil fue trasladado de inmediato al hospital de Odesa en estado crítico. Se supo que al menos el 80 por ciento de su pequeño cuerpo estaba cubierto de graves quemaduras, solo sus dedos de las manos, de los pies y la frente se salvó.

Los médicos del hospital confirmaron que están haciendo todo lo posible para salvar la vida de Daniil, pero no querían hablar sobre sus posibilidades de supervivencia.

Las enfermeras, mientras tanto, dijeron que la voz del niño se había vuelto ronca debido al llanto contínuo de dolor por las quemaduras sufridas en su pequeño cuerpo.

Vadim Shukhtin, jefe del Hospital Clínico de la Región de Odessa, dijo: “Su condición es muy grave. El niño recibe todos los tratamientos y cuidados posibles”.

La policía está tratando el incidente como un accidente, aunque la madre Tetyana, naturalmente, se siente angustiada consigo misma.

Accidentes horribles como este pueden ocurrir en un abrir y cerrar de ojos, especialmente en los niños pequeños que obviamente son más impredecibles. ¡Por favor ayúdenos a difundir esta historia con la esperanza de que nada como esto vuelva a suceder!

¡Comparte este artículo en Facebook para crear conciencia de lo que puede pasar!