De acuerdo a estudios las personas que duermen mucho podrían morir jóvenes

Dormir… Definitivamente es uno de los mayores placeres de la vida y no soy el único que cree que es así; diversos estudios afirman que millones de personas en el mundo tienen como ‘actividad’ favorita, dormir.

Sin embargo, descansar en una cómoda cama y una suave almohada más tiempo del debido, podría traernos graves enfermedades. Aquí te contamos algunas consecuencias de dormir en exceso.

Journal of the American Heart Association, prestigiosa revista internacional, ha dado a conocer los resultados de unos recientes estudios que afirman que dormir más de 1o horas al día, puede llevarte a la muerte muy joven.

Así es, tus probabilidades de morir suben hasta en un 30%, además aumentas el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares hasta en un 56%, también aumenta el riesgo de sufrir complicaciones en la zona coronaria en un 40%.

El encargado de la investigación, Chun Shing Kwok, dijo lo siguiente respecto al tema: “El sueño anormal es un marcador de riesgo cardiovascular elevado y se debe prestar más atención al explorar la duración y la calidad del sueño durante las consultas con los pacientes”.

Si bien es cierto, dormir es muy saludable y delicioso, no debe sobrepasar las 8 horas. Cuando sientas la tentación de dormir esos famosos “5 minutitos más”, piensa en las graves consecuencias que podrían traer.

La diabetes también es otra enfermedad que podrías contraer si eres hombre. Un estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad Libre de Amsterdam, descubrió que aquellos hombres que duermen menos o más horas de las recomendadas, tienen más probabilidad de tener algún mal referido a la glucosa, esto se debe a que las células de nuestro cuerpo presentan una menor cantidad de respuesta.

Las mujeres no sufren esta enfermedad curiosamente, pero si envejecen, disminuye su capacidad de concentración y memoria y se le hace más difícil hallar una solución a determinados problemas.

Otra investigación determinó que las personas entre 42 y 81 años, pueden llegar a sufrir un infarto cerebral si es que duermen más de las horas indicadas.