Después de 19 años de matrimonio, este hombre se enteró que su mujer era hombre

Casual, conoces a una bella mujer Indonesa, te casas y  la llevas a vivir a tu país. Tu matrimonio dura 19 años y un día, te enteras que tu esposa nació siendo hombre.

Lo sabemos, esto que acabamos de contarte suena inverosímil y fantasioso, pero para desgracia del pobre esposo, la historia es real.

Resulta que un belga, se casó en 1993 con una guapa indonesa. Para que el matrimonio se llevase a cabo, esta pareja, cuyos nombres son Jan y Mónica, enfrentó dificultades jurídicas por parte de las autoridades migratorias de Bélgica.

En el registro, las autoridades les pusieron varios problemas jurídicos para validar el matrimonio ya que los documentos de identidad de Mónica fueron considerados de carácter dudoso. Pese a las advertencias sobre la veracidad de los documentos de su esposa, Jan, cegado por su amor, decidió casarse.

Tras superar todo, este matrimonio vivió 19 años muy felices. La desgracia para el pobre Jan comenzó hace poco, cuando Mónica se consiguió un trabajo de tiempo completo. Al poco tiempo comenzó a comportase de un modo muy extraño y a vestirse con ropa muy llamativa y provocadora.

Entonces, uno de los hijos del primer matrimonio de Jan le comentó a su padre que había visto a Mónica en un centro nocturno, donde escuchó el rumor de que su madrastra antes había sido hombre.

Este “secreto a voces” también llegó hasta otros conocidos de Jan, quienes le contaron lo sucedido. Aún así, él seguía dudando hasta que encontró unos mensajes de otros hombres en la computadora de su amada.

“Un amigo me dijo que había oído que Mónica se había cambiado el sexo. Yo no lo podía creer. Mi hijo había escuchado rumores similares”, dijo.

Para despejar dudas, encaró a su esposa a la que no le quedó de otra más que aceptar que en ejemplo, hace muchos años se hizo la jarocha. Tan fuerte fue el impacto, que ambos terminaron agarrándose a golpes. Hasta tuvo que llegar la policía para poner las cosas en calma.

“Cuando llegó a casa, la empujé contra la pared. Esa noche llegamos a los golpes. Mónica me confesó que había nacido niño pero que ahora era una mujer”.

«Siento que he sido asaltado. Yo la traje a Bélgica. Eso no fue fácil. Los tribunales belgas tenían serias dudas acerca de la autenticidad de su nacimiento y sus documentos de identidad, pero al final aceparon nuestro matrimonio. Pensé que ella era una mujer atractiva, toda una mujer. Ella no tenía rasgos masculinos».

Ahora Jan tiene 64 años y Mónica 48. El matrimonio había decidido que no tendrían hijos, pues él ya tenía dos de su matrimonio anterior.

“Ella aún no cumplía los treinta en ese momento, por eso le pregunté si quería tener hijos. Me alegró su respuesta negativa, ya que yo tenía 44 años y ya era padre de 2 hijos”, explicó el belga.

Ella por su parte, usaba toallas femeninas fingiendo que menstruaba.

“Incluso en la intimidad, nunca me di cuenta de nada”, dijo.

Ahora Jan está bajo tratamiento psiquiátrico, y ya inició acciones para anular su matrimonio.

Fuente: Sopitas.com