Embarazada renunció a la quimioterapia para salvar a su bebé y al final ambos murieron

La historia de una joven madre tiene conmovida las redes sociales, luego de haber dado a luz a su primogénito so pena de morir por no recibir el tratamiento, lo cual efectivamente sucedió.

Se trata de Brianna Rawlings, de 19 años de edad, quien fue diagnosticada con un agresivo cuadro de Leucemia cuando tenía 17 semanas de embarazo.

Las opciones no eran muchas: o se sometía a una rigurosa quimioterapia o moría. Prefirió lo segundo con tal de permitir que su hijo viviera.

Sin embargo un especialista abrió una ventana de esperanza para que la joven madre sobreviviera: suministrar una dosis “suave” de quimioterapia para que el pequeño Kyden naciera a la semana 28.

Lo inesperado..

El pequeño Kyden no esperó hasta la semana 28 cuando los médicos tenían planeado su alumbramiento. El prematuro bebé nació por cesárea dos semanas antes.
Desde su nacimiento el pequeño ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos, donde intentó luchar por su vida pero la muerte lo encontró 12 días después de haber nacido.

Por su parte, la madre, aunque destrozada, continuó con su tratamiento y ahora con las dosis normales para intentar superar o, al menos, postergar la vida.
“Brianna atraviesa un terrible dolor. Algo que una madre joven no debería sentir”, dijo en su momento su hermana Kourt Rawlings, quien además señaló que “está cansada pero le hizo la promesa a su hijo de seguir adelante”.

Sin embargo y tras incansables muestras de querer seguir luchando, la vida de Brianna Rawlings también se apagó solo algunos días posteriores al de su cumpleaños.

El consuelo para su familiar fue el ejemplo de vida y de querer superar todos los obstáculos que la mujer mostró siempre. Murió rodeada de sus seres queridos y luchó hasta lo último tal como lo prometió.

Con información de: colombian.com.co