Escapa y asegura ser el niño que reportaron como desaparecido hace 8 años

Timmothy Pitzen es un niño que apareció en todos los noticieros del 2011 tras su misteriosa desaparición. Cuando tenía 6 años de edad su madre, Amy Fry-Pitzen lo buscó en la escuela y por muchas días la familia no supo más nada de ellos. Fueron declarados como personas desaparecidas por el padre de Timmothy quien comenzaba a preocuparse cada vez más por la salud de ambos.

“Sé que él está allí afuera, sólo tenemos que buscarlo”.

Con el paso de los días las autoridades lograron rastrear sus movimientos a lo largo de varios Estados. Se habían estado registrando en varios moteles y habían visitado zoológicos y parques acuáticos. Fue entonces cuando hallaron el cuerpo sin vida de la madre de Timmothy. Los médicos aseguran que ella misma se quitó la vida y además había dejado una nota explicando que su hijo estaría bien pero que nunca lograrían encontrarlo.

“Hemos recibido muchas llamadas en donde aseguran haberlo visto en diferentes zonas”.

Ahora, han pasado 8 años desde la terrible desaparición y el mismo Timmothy ha llamado para asegurar que es él y que sigue con vida. El 3 de abril un adolescente de 14 años llamó a la policía desde Kentucky y afirmó que es el niño que tanto habían buscado las autoridades. Explicó que había logrado huir de sus secuestradores y que durante muchos años había sido retenido por personas diferentes.

El adolescente apareció caminando solo en Newport a más de 800 kilómetros de donde desapareció.

En los primeros interrogatorios el joven dijo la policía que estuvo secuestrado en un Red Roff Inn, una cadena de hoteles de Estados Unidos. Actualmente hay varios de estos hoteles en la zona así que la policía está haciendo todas las investigaciones necesarias.

El joven asegura haber estado bajo el cuidado de dos hombres corpulentos y cubiertos de tatuajes en brazos y cuello.

Sin embargo, han decidido no dar respuesta definitiva hasta que una prueba de ADN logre confirmar que el joven es en efecto Timmothy Pitzen, ya que no quieren dar falsas expectativas a la familia.

“Queremos estar seguros. Por ahora sólo tenemos a un niño de 14 años que acudió a la policía”.

El mundo entero se encuentra atento al desarrollo del caso de Pitzen y esperan que su familia finalmente pueda recibir las respuestas que han buscado a lo largo de tantos años.

No te vayas sin compartir esta noticia para apoyar al joven y a su familia en estos momentos tan difíciles.