Este es el tiempo que dura la menopausia y sus síntomas. Por cierto, nada agradables

La menopausia no sólo se trata de bochornos y mal humor, hay mucho más que debes saber.

Cuando cumplí los 40 años me sentía estupenda y los 6 años posteriores fueron en verdad productivos, gloriosos y radiantes, pero en los 47 la cosa comenzó a cambiar un poco.

Pensaba que mi ritmo de vida y mis descuidos en mi dieta eran los causantes del cansancio frecuente.

Que rayaba en agotamiento constante, y también de la nada comencé a ganar poco a poco más peso.

Ese último año fui al ginecólogo para realizar mi chequeo habitual y tras revisarme me mandó hacer a un laboratorio pruebas como: Densitometría ósea, perfil hormonal, ultrasonido pélvico y de seno y uno general de sangre.

Ya de regreso en su consultorio, con los resultados de todas las pruebas me dijo primero que requería calcio.

Pues estaba a nada de una descalcificación ¡Qué susto! Luego unas pequeñas calcificaciones en el busto que podían ser resueltas en consultorio.

Dijo que estaba un poco baja de hierro y la gran sorpresa era que: La menopausia estaba comenzando. ¡Esa sí que fue una gran novedad!

Unos dos años antes el mismo médico me había dicho que pensaba que dada mi historia y complexión la menopausia tardaría unos 10 años más pero ¡nada! Ya estaba en puerta.

La menopausia se conoce al momento en que la menstruación desaparece por lo menos en los últimos 12 meses consecutivos.

Y es los 50’s es cuando el promedio de las mujeres la experimenta, obviamente con sus respectivos casos particulares y excepciones.

La cuestión es que alrededor de esa desaparición de la menstruación ocurren diversos síntomas, y no solo los famosos bochornos o cambios de humor.

Hogar y natura menciona estos “otros síntomas” que si eres observadora podrás notar en tu cuerpo y no confundirlos con cualquier otra cosa, menos con la menopausia como fue mi caso.

Cuando los ovarios dejan de producir estrógeno, se alteran muchas funciones en nuestro cuerpo, como: El corazón, los huesos, los senos, el útero, el sistema urinario, la piel y el cerebro. Así de fuerte es el cambio que estamos experimentando.

Los “otros síntomas”: Latidos irregulares, problemas digestivos, un poco de dolor al orinar, piel, ojos y boca secos, picazón, sudores nocturnos, escalofríos, dolores en los pechos, pérdida de libido y sequedad vaginal.

Además muchas otras mujeres pueden experimentar dolor muscular y articular, problemas para concentrarse o recordar cosas y pueden perder el cabello o subir/bajar de peso.

También hay que mencionar que la duración de la menopausia puede variar de mujer notablemente.

Así como hay algunas que al año de no volver a tener su periodo todo acaba y son muy felices, hay otras que su proceso les dura hasta 10 años. Y sufren de muchos achaques.

Cada una de nosotras somos diferentes y debemos de tenernos mucha paciencia.

¿Qué puede hacer este período de tiempo más llevadero?

Lo que ya sabemos todas: cuidar nuestra dieta y hacer ejercicio, pero sobretodo: desarrollar alguna actividad apasionante que cause distracción y mantenga ocupada, recuerda que tu actitud hace la diferencia en esto; como todo lo que vale la pena en la vida.

Las señales que envía la menopausia unos años antes

Es una etapa más que llega sobre los 50 años y conocerla bien hará que la afrontes sin apenas alterar tu calidad de vida.

Entre 2 y 5 años antes ya puedes empezar a sospechar con ciertas señales.

1. El ciclo cambia

Los ciclos se van haciendo más cortos. En los primeros meses (entre 6 y 12) de la premenopausia, los ciclos menstruales pueden ser todavía regulares, pero ya no duran 28 días de promedio sino un poco menos. La razón es que el ovario ha dejado de ser regular en sus funciones ya que la carga de estrógeno y progesterona tampoco lo son.

Por la misma razón, puede haber reglas escasas y, otras veces, sangrados muy abundantes.

2. Tu regla es distinta

Tienes reglas irregulares.

Durante la fase media de la perimenopausia (que tiene una duración de unos 2-4 años), puedes tener ciclos más cortos cómo hemos visto, pero también puede ocurrir que no tengas la menstruación durante varios meses.

Vas a notar que la propia regla cambia en cantidad de hemorragia (puede aumentar o disminuir) y también en el tipo (aparición de pequeños coágulos por ejemplo).

3. No siempre se nota

Se calcula que hasta un 15% de las mujeres no siente ninguna molestia ni señal destacable antes de llegar a la menopausia, pero puede que para otras es en esta época que empiezan a sentir por primera vez los sofocos.

Se hacen sentir en mayor o menor grado los sofocos y también las sudoraciones nocturnas. Las alteraciones hormonales asociadas a esta también pueden provocar algunos cambios de humor.

4. ¡Y de repente… dolor de regla!

En esta etapa hay cosas positivas como que algunos trastornos mejoran pero también es cierto que otros empeoran.

Algunas molestias premenstruales, como el dolor pélvico y la sensación de tensión en los pechos, pueden disminuir.

Sin embargo, al mismo tiempo pueden aumentar otros síntomas vasomotores, como cefaleas, sudores o sofocos, que pueden empezar a presentarse también de día y ser más intensos y frecuentes.

5. Sequedad de piel y mucosas

Estar un año sin que te venga la regla es la señal definitiva para considerar que la menopausia ha llegado.

La fase tardía de la perimenopausia comienza con la última menstruación y transcurre durante el primer año continuo sin tener la regla. Una vez pasado este tiempo se considera que ya has entrado en la etapa de la menopausia.

En esta fase tardía suele haber un incremento de los síntomas vasomotores que ya te hemos explicado. Y pueden surgir algunos problemas de piel y sequedad en las mucosas. Esto puede provocar molestias durante las relaciones sexuales.