Estudio afirma que beber alcohol ayuda a hablar idiomas extranjeros con mayor fluidez

Sí, así como lo oyes, y no estamos bromeando consumir bajas cantidades de alcohol podría ayudarte a “soltar la lengua”

El Journal of Psychopharmacology publicó un estudio realizado por varios investigadores de la Universidad de Liverpool, Inglaterra, donde se determinó, que la capacidad de hablar dos lenguas, mejora después de haber consumido una dosis baja de alcohol.

Gracias a que el alcohol aumenta la confianza en uno mismo y reduce la ansiedad social, el efecto sería que facilita la fluidez para hablar un segundo idioma.

Para comprobar esta teoría los investigadores convocaron a un grupo de 50 alemanes que recientemente habían aprendido a hablar, leer y escribir en holandés.

A algunos les dieron una bebida que contenía un poco de alcohol (en cantidades variables según el peso de la persona) y a otros no.

Luego, los participantes debían conversar en holandés con holandeses que desconocían quién había bebido y quién no. Al término de la actividad, debían evaluar el desempeño de los participantes según una serie de categorías.

La categoría que más puntaje recibió fue la de pronunciación.

Es importante resaltar que el estudio se realizó con bajas cantidades de alcohol porque el exceso de estas bebidas pueden generar efectos dañinos para la salud.