Estudio asegura que arreglar la cama todos los días es dañino para la salud

Un estudio de la Universidad de Kingston revela que hacer la cama todos los días es malo para la salud.

Su argumento se centra en que la presencia de ácaros de polvo entre las sábanas puede ocasionar enfermedades como el asma y que estos bichos, que se alimentan de piel humana, sobreviven mejor en camas recién hechas que en camas deshechas.

El estudio revela que cuando la cama no se deja ordenada, estos insectos microscópicos no se sienten atraídos, ya que la clave de todo esto es la humedad y calor que despide nuestro cuerpo mediante el sudor cuando dormimos.

Por esta razón, si dejamos las sábanas al aire libre y ‘destendidas’ durante todo el día, los ácaros van a deshidratarse y a morir de forma automática.

Stephen Pretlove, el investigador de la teoría, explica:

“Algo tan simple como dejar la cama deshecha durante todo un día puede eliminar la humedad de las sábanas y el colchón y conseguir que los ácaros se deshidraten y finalmente mueran”.

¿Por qué dañas tu salud?

Los investigadores detallan que los ácaros son detonantes de alergias y enfermedades respiratorias como el asma, ya que generan alérgeno que se inhalan fácilmente durante el sueño, por lo que mantenerlos alejados de nosotros es lo ideal.

Cuando una persona deja de tender su cama, permanece un ambiente cálido y seco, el cual es poco atractivo para este tipo de insectos, ya que no pueden sobrevivir en él.

Los ácaros sólo pueden desarrollarse en ambientes cálidos y húmedos, como el que se genera con nuestro sudor por las noches.  Así que si la cama se deja sin tender, el aire seca esa humedad y los ácaros se deshidratan y mueren.

Con este estudio ya tienes un pretexto para dejar sin tender tu cama; sin embargo, no olvides que la higiene es primordial para mantener alejadas a las enfermedades.

Recuerda lavar tus sábanas constantemente, cambiar almohadas y abrir las ventanas y cortinas para que entre la luz solar y el aire a tu recámara. Esto también te ayudará a que te sientas más fresco y descansado.

Y tú, ¿tiendes tu cama después de levantarte?