¿Forever gordita? La más fuerte revelación de Karol G

La reggaetonera Karol G compartió en sus ‘stories’ de Instagram algunas anécdotas que ha tenido sobre la comida.

Karol confesó que desde que su hermana, Jessica Giraldo, la ha acompañado en sus conciertos, su alimentación ha cambiado. Esto lo hizo horas antes de uno de los shows más importantes de ‘la bebecita’, en su gira por Estados Unidos.

«…desde que yo ando con mi hermana, en mi habitación solamente hay agua, agua, agua…ah…y un plato de verduras»

‘LA MAYORÍA DE VECES ESTOY MUY GORDITA’

‘La bebecita’ que siempre esta compartiendo ‘secretos’ en sus redes sociales y ahora ella decidió hablar sobre su alimentación.

Ya que como los fans conocen, Karol G no es una mujer delgada. Y en más de una ocasión, su cuerpo ha sido elogiado. Por sus curvar pronunciadas, piernas anchas y bien definidas y sobre todo por el tamaño de su ‘cabús’ y sus pechos.

Sin embargo, ahora ella decidió desmentir a aquellos que dicen que la cantante es ‘una mujer fitness’.

«No se vayan a comer ese cuento de que yo soy la persona más fitness del mundo, porque yo, este ser humano que está aquí…soy una gordita de corazón y a veces de cuerpo también; a veces estoy bien, a veces estoy gordita».

Secretos para volver a su peso

Por otra parte, mientras la novia de Anuel AA se preparaba para su presentación con la cantante mexicana Gloria Trevi, ella dio a algunos consejos a sus fans para seguir manteniendo su peso, a pesar de comerse «hasta las paredes».

  • Entrenar
  • Tomar agua
  • Cuidarse de la comida (chatarra)

Todo esto, le ha ayudado a que los ‘kilitos’ que suma la comida, no se vean reflejados en su cuerpo y la ropa que utiliza.

ANÉCDOTA DE NIÑA

En uno de sus tantas ‘stories’, ‘la bebecita’ contó que desde pequeña le ha gustado pensar en comida. Convirtiéndose en el segundo en la lista de sus pensamientos, después de su novio Anuel AA.

«…me estaba acordando que cuando yo estaba en el colegio, todo el día, me la pasaba pensando, que ya quería que fuera la hora de salir, para irme para mi casa a almorzar y me iba todo el camino pensando qué iba a haber de almuerzo; y llegaba a mi casa y había sopa de verduras…»