Gato negro hace extraño ruido por el monitor del bebé, la madre revisa al pequeño y corre al teléfono

Para muchos no hay mayor felicidad y dicha que el formar una familia y tener hijos, incluso en ocasiones cuando estos se desean tanto se llega a fantasear con el número que se tendrá, el nombre que se les pondrá y el sexo de estos, pero por desgracia, las cosas no siempre resultan como deseamos.

Roy y Bernita Rogers de Kansas City, Missouri, Estados Unidos, tenían el sueño de formar una gran familia, pero por desgracia dicho sueño parecía algo muy difícil de volver realidad.

Luego de varios años de matrimonio, soportaron la pérdida de tres bebés prematuros, estaban destrozados pero no podían perder la esperanza ante lo que más anhelaban en la vida.

Para soportar el vacío de no lograr concebir, Bernita adoptó a un gatito negro para darle todo el amor que tenía, necesitaba un consuelo y lo encontró en él, mismo al que llamó Midnight.

Éste no sólo se convirtió en un miembro importante de la familia, marcó el comienzo de algo maravilloso que estaba por ocurrir.

Midnight tenía poco tiempo de haber llegado a la familia cuando Bernita quedó embarazada nuevamente.

Por fortuna esta vez las cosas se tornaron diferentes y a favor de la pareja, Bernita recibió toda la atención médica necesaria para que todo saliera muy bien y así fue, luego de nueve meses dio a luz a una hermosa niña.

Bernita decidió llamar a la bebé, Stacey, afortunadamente ella y Midnight tuvieron una conexión grandiosa, los padres estaban convencidos de que se volverían grandes amigos, el gatito se volvió el protector de la pequeña.

En una ocasión la bebé mostraba señales de no encontrarse bien, así que los padres la llevaron al médico, mismo que les aseguró que sólo se trataba de un resfriado y no había de qué preocuparse.

Al llegar a casa, acostaron a la bebé en su cuna y pusieron el monitor cerca de ella por si lloraba, Midnight se encontraba cerca.

A los pocos minutos, cuando se encontraban en el primer piso, escucharon un grito desgarrador y muy inusual en el monitor.

«Fue un grito terrible, un chillido aterrador que nos hizo saltar de las sillas y correr hasta la parte de arriba», comentó la madre.

Al llegar a la habitación de Stacey se dieron cuenta de que estaba luchando por respirar, su piel se había comenzado a poner azul y fue llevada a urgencias rápidamente, ahí se les comentó que había sufrido una insuficiencia respiratoria total.

Con tratamiento pudo recuperarse poco a poco, los médicos aseguraron que de no haberse dado cuenta a tiempo, las consecuencias hubieran sido fatales. Por fortuna Midnight los alertó a tiempo, y aunque muchas personas suelen alejarse de ellos porque piensan son de mal agüero, este minino es increíble y todo un héroe.

A veces se nos olvida que los gatos sienten cosas que nosotros no. Midnight se queda cerca cuando alguien de la familia se siente mal o desanimado, se recuesta en el pecho, toca la cara suavemente y mira con amor, ¡es un encanto!

Muchos piensan que los gatos son seres egoístas y ermitaños, incapaces de dar amor pero esto no puede estar más lejos de la realidad, los mininos son muy inteligentes y amorosos, esta historia lo demuestra.

Por fortuna esta familia tiene a Midnight.

¿Qué opinas acerca de tener un gato en casa?