Hacer traquear el cuello puede llevarte a la muerte; no es tan liberador como parece

Con el pasar de los años se han registrado algunos casos en los que se ha determinado que varios accidentes cerebrovasculares ocurren por tener esta costumbre.

En una entrevista con Men’s Health, Kazuma Nakagawa aseguró que aunque suene raro, no es algo imposible, pues existen arterias de las que depende el cerebro que se ven alteradas con este movimiento. Incluso, “el dolor repentino en el cuello puede ser el punto de partida para un derrame cerebral”.

El medio recordó los casos de la modelo Katie May y Josh Hader; la primera murió luego de ir al quiropráctico por un dolor en el cuello, los exámenes forenses arrojaron que presentó un desgarro de la arteria vertebral, mientras que el segundo fue víctima de un accidente cerebrovascular por aplicar presión de más en el cuello.

Ante estos datos, queda claro que hacer traquear el cuello no es tan sano como parece, pues muchos lo hacen para liberar tensión en la zona. Lo cierto es que existen varias arterias vertebrales que al unirse se convierten en la arteria basilar, aquella que suministra oxígeno al tallo cerebral, el corazón y el cerebro.

Por lo tanto, al hacer tronar el cuello se puede alterar alguna de estas importantes arterias y esto sería ser fatal; la persona podría morir o quedar en estado vegetativo.