Helados de leche materna, hechos por mamá para calmar las molestias dentales

Una vez empiezan a aparecer los primeros dientes o empiezan a mostrarse rastros de estos se puede visualizar que las encías empiezan a enrojecerse, inflamarse y que puede llegar a dar cierto dolor, malestar o fastidio al bebé, esto puede suceder en los seis y ocho meses de vida y esto puede llevarte un mal tiempo tratando de calmar al bebé.

La idea de un helado de leche materna vino directo desde Estados Unidos, más específicamente desde Ohio, donde una madre llamada Tasia Blackwell después de ver que con cualquier otra cosa podría hacer daño a las encías de su hijo decidió innovar para poder calmar las dolencias y molestias de su bebé.

Una vez llegó a publicar en su red social de Facebook esta idea la pudo hacer viral y ayudar a muchas madres que hoy en día lo están poniendo en práctica para quitarse ese peso de encima, a este helado le puso el nombre de “polo hecho con leche de madre o materna” en español.

Al hacer de estos helados consiguió aliviarle a su bebé la inflamación y enrojecimiento de sus encías sin tener que buscar un juguete y enfriarlo, un chupón y tener que meterlo en la nevera cada cierto tiempo o cosas por el estilo que podrían llegar a ser peligrosas si el bebé lo muerde (en el caso de que ya le haya salido aunque sea un diente).

Lo mejor de todo es que sigue dándole un gran alimento a su bebé con el cual pueden conseguir muy buenos nutrientes, en este caso se puede decir que mata dos pájaros de un tiro, que bebé no puede estar encantado si es lo que necesitaba.

¿Cómo se hace el helado?

Empezamos extrayendo la leche con un sacaleches y no hay que complicarse mucho la vida sino que ponerlo en un molde para helados que tengas en la casa o que puedes comprar casi en cualquier parte, lo metes en la parte de tu congelador y esperas a que se solidifique o que obtenga una dureza buena.

Al no tener un molde puedes resolver con algún pote pequeño o algo así y poniéndole una paleta pero debes de tener cuidado de que hace tu bebé con la paleta y quitársela cuando se termine el helado, teniendo mucho cuidado siempre con el mantenimiento de los potes de helado lavarlos después de usado para la higiene.

Calmar las molestias con otras opciones

Para poder calmar estas molestias puedes recurrir a diferentes opciones tales como darle un masaje suave en las zonas de las encías, estas pueden ser con una gasa que se encuentre fría teniendo en cuenta que no se te caiga o se ahogue con esas gasas, puedes usar un gel de dentición como otra opción.

Si no tienes este tipo de gel puedes colocar paracetamol sobre las encías que aunque a pesar de no ser lo más eficiente puede disminuir la inflamación y las molestias con eso, si no te sirve esto puedes darle alimentos duros que este casi congelados y que pueda morder, que si se la traga no tenga problemas.

Con información de: okmamas.com