Holanda posee una crisis que todos los países deberían tener, sus prisiones cierran por falta de reclusos

Siguiendo el ejemplo de Suecia, que ha cerrado 4 prisiones porque no hay presos, los países bajos cerraron 19. La especulación empezó en 2009, cuando el Ministro de Justicia comunicó que seguramente iba a cerrar ocho prisiones gracias a la reducción de delitos en el país. (Video al final)

La predicción se cumplió: además de la disminución de los crímenes, el monitoreo electrónico se implementó para infracciones menores, para que la persona pueda mantenerse activa, ayudando al desarrollo del país.

La proporción es 163 presos por cada 100 mil habitantes. Del otro lado, por ejemplo Brasil, la tasa es de 299,7 cada 100 mil. La medida será un gran negocio para el gobierno – que en España por ejemplo son casi 2000 euros al mes por cada interno.

Para ser capaces de continuar el ejemplo de los dos países, el resto tendrían que seguir el mismo modelo de rehabilitación para todos los que cometieron delitos. La guerra continua contra las drogas y tratar el tema como un problema de salud pública además sería un gran comienzo. Y a ti, ¿qué te parece?

Contrario a la mayoría de los países de Europa, Holanda registra un descenso de su población carcelaria, al punto de que en la actualidad les alquila celdas a Bélgica y Noruega. Una política de reinserción eficaz, penas cortas, sanciones financieras y, también, razones presupuestarias explican el singular fenómeno.

Datos del Ministerio de Justicia del país señalan que casi una tercer parte de las prisiones Holandesas están vacías, una situación que lleva a formularse la siguiente pregunta: ¿qué está pasando en Holanda para que sea de los pocos países desarrollados de todo el mundo que no debe enfrentar un problema de hacinamiento carcelario?

“El gran número de celdas vacías tiene relación con la disminución de la delincuencia, más aún debido a que el crimen predominantemente violento, para el cual se aplican las penas más severas, ha disminuido sustancialmente. Sin embargo, esto no es una explicación suficiente, porque el crimen cayó en muchos países occidentales, pero no en todas partes hay una caída subsiguiente en las tasas de encarcelamiento”, explica René van Swaaningen, profesor de Criminología Internacional y Comparada en la Universidad Erasmo de Róterdam (Países Bajos)

Acá te compartimos el video completo: