Hombre sin hogar devuelve una billetera llena de dinero. Le recompensan con trabajo y casa nueva.

La vida por la que tienen que atravesar los vagabundos en las calles está llena de contrariedades, pasando frío, hambre, soledad, y la incertidumbre grande de no saber si van a tener algo qué comer cada día.

Es por lo que atravesaba un pobre hombre sin hogar cuando encontró que no tenía más que 58 céntimos en su bolsillo.

El hombre se llama Woralop y vive en Bangkok, Tailandia.

Woralop, de 45 años de edad, vio que a un hombre se le cayó su billetera mientras él dormía en una estación de metro. No dudó en correr para devolvérsela, pero no logró alcanzarlo.

Pudo haber elegido quedarse con la billetera, ya que vio que había dinero adentro, pero en su lugar decidió hacer lo correcto. No se imaginaba que su heroica honradez lograría cambiarle su vida para siempre.

En la billetera había casi 600 dólares en efectivo y muchas tarjetas de crédito.

Woralop decidió ir a la estación de policía local para con la ayuda de las autoridades poder devolverla al dueño.

No tenía casi nada para comer ese día, pero él entregó la billetera intacta. Los oficiales averiguaron que correspondía a un adinerado empresario de la industria metalúrgica de 30 años de edad, llamado Nitty Pongkriangyos.

El empresario junto a Woralop mientras recuperaba su billetera perdida

“Me sorprendió totalmente cuando la policía me dijo que tenían mi billetera porque ni siquiera sabía que la había perdido. Mi primera reacción fue ¡Wow! Sí habría estado en esa situación sin dinero, probablemente me la habría quedado. Pero él no tenía hogar, sólo tenía unas pocas monedas en el bolsillo y aún así la entregó sin tomar un solo billete. Eso muestra a una persona buena y honesta… Justo el tipo de personal que necesitamos en nuestra empresa”, declaró Nitty a los medios.

Nitty no pudo menos que agradecer el gesto a Woralop y decidió darle la recompensa de su vida. Le ofreció un empleo con buenos beneficios y seguro en su fábrica y una casa nueva donde pudiera pasar las noches.

Woralop ya no tendría que pasar más frío, ni hambre en las calles.

Evidentemente, Woralop estaba totalmente emocionado. Ahora no sólo tenía una honrada manera de ganar dinero, sino además un techo donde vivir.

Woralop en su nuevo puesto de trabajo.

La novia de Nitty, Tarika Patty, por su parte decidió acudir a Facebook para compartir la historia. Lejos de publicar el gesto de su pareja para conseguir aplausos para Nitty, remarcó lo siguiente:

“Woralop es precisamente la prueba de que ser buena persona tiene sus recompensas. Cuando eres bueno con otra persona, alguien más lo será contigo. Estos son los actos de buen corazón y honestidad que todo el mundo debería tener”.

Hoy Woralop tiene un techo donde vivir y un empleo, nada más por haber sido honrado y resistirse a tomar 500 dólares que no eran suyos.

“Estoy muy agradecido de tener esta oportunidad de cambiar mi vida. Tener una cama limpia para dormir me hace muy feliz ahora. Quiero agradecer a Nitty y Tarika por la amabilidad que ambos me han mostrado”, dijo Woralop.

La historia de la amabilidad y la generosidad del dueño de la fábrica se ha vuelto viral en las redes sociales y en los medios locales.

Una historia que nos demuestra que la pobreza material no tiene nada que ver con no poder ser ricos de espíritu. Woralop lo fue por mucho y tuvo la recompensa que merecía. Compártelo.

Fuente: Viralistas.com