Iban a rescatar un par de perros, entran y se encuentran con la verdadera “casa de los horrores”

Los vecinos de una casa dieron información a la fundación Rescuers Without Borders sobre unos perritos que necesitaban ayuda, ya que vivían en una terrible situación de negligencia.

Crystal Carson, cofundadora de la fundación decidió encargarse ella misma pero una vez que llegó al lugar quedó verdaderamente impactada.

La casa estaba ubicada en el condado de Midland en Texas, Estados Unidos.

Los perros no sólo se encontraban sin comida ni agua para poder subsistir, sino que estaban encerrados en lugares sumamente pequeños en donde no podían moverse y estaban expuestos a desechos y basura.

Carson le explicó a los residentes que se debían llevar a los perros para poder salvarlos y fue entonces cuando la familia les reveló que lo que había visto era apenas el comienzo.

“Hay más perros en la casa. Varios cachorros”.

Cuando entraron en la casa se dieron cuenta de las terribles condiciones en las que estos perros estaban viviendo. El lugar estaba completamente lleno de basura y había heces de animales en todos lados.

Los mismos dueños de la casa se mostraron colaborativos y les llevaron a Carson y a su equipo 12 pequeños cachorros.

“Tres de ellos cabían en mi mano y yo peso 50 kilos. Mis manos no son grandes. Estaban muy hinchados así que ya sabíamos que estaban llenos de parásitos y con muchas pulgas en todo su cuerpo”.

Los rescatistas llevaron consigo a los 12 cachorros y a las dos madres que se encontraban fuera de la casa en una jaula. Algunos de ellos fueron asignados a un hogar temporal en donde pudieran aprender a socializar y a recuperarse del terrible estilo de vida que estaban llevando, pero la condición de otros de los perritos era tan crítica que debieron ser trasladados inmediatamente al veterinario.

Los perros parecían seguir saliendo de cada rincón de la casa, así que el equipo decidió continuar visitando la propiedad durante una semana y durante varios días lograron rescatar 13 cachorros más.

“La casa estaba llena de mugre. No había alfombra y la madera del piso estaba llena de orina de perros. Había heces en todos lados. Los perros se escondían en pilas de basura, cestas y viejas sábanas”.

Finalmente, los rescatistas lograron sacar a todos los perros; y a pesar de la dura experiencia que significó ver tantos perritos sufrir en ese terrible lugar ahora pueden celebrar que la mayoría de ellos se ha logrado recuperar y adaptarse a su nueva vida.

Pese a los mejores esfuerzos de los rescatistas, varios cachorros perdieron la vida por parvovirus.

Jack y Diane fueron recibidos por una pareja que decidió abrirles la puerta de su hogar. Carson ha quedado verdaderamente sorprendida con la recuperación que estos dos perritos han logrado tener.

“Ya están entrenados para ir al baño y han socializado con humanos y perros. Pasaron de estar muy asustados a no parar de saltar por todos lados”.

Levantamos la voz en contra de las personas que someten a tantos animales inocentes a situaciones tan peligrosas para su salud y esperamos que se tomen medidas para evitar este inaceptable maltrato animal.

Te invitamos a compartir esta nota para celebrar la nueva vida que todos estos perritos podrán tener gracias a la ayuda de Carson y su equipo.

Fuente: zoorprendente.com