Inocente tatuaje se convierte en tragedia. Su madre advierte a todos los padres

Fue hace unas semanas cuando los Gulliver decidieron viajar desde su natal Inglaterra hasta Egipto para disfrutar de unas soleadas vacaciones; sus hijos Sebastián y Madison, de nueve y siete años de edad respectivamente, los acompañaba.

A inicios de la segunda semana de vacaciones la mamá, Sylvia Gulliver, de 43 años de edad, sufrió de una infección de la vesícula biliar y fue a parar al hospital.

Ella logró recuperarse satisfactoriamente y por completo después de dos largos días completos en el hospital.

Como premio para sus hijos por haberse comportado tan bien mientras Sylvia se encontraba hospitalizada, su padre, Martin Gulliver, decidió que sus dos hijos podrían hacerse un tatuaje temporal de henna si así querían, el hotel de cuatro estrellas en el que se hospedaban ofrecía ese servicio, nada indicaba que algo pudiera salir mal.

Apenas acabado el tatuaje Sebastián se quejó de comezón y le quitaron el tatuaje, por su parte Madison no parecía tener ningún problema con el suyo. Sin embargo, luego de regresar a Inglaterra el 25 de julio, la piel bajo el tatuaje en el brazo de la pequeña comenzó a irritarse y a generar ampollas; para el día siguiente el brazo lucía como si estuviera quemado.

La niña fue llevada rápidamente al hospital en donde trataron sus lesiones, algunas ampollas tuvieron que ser cortadas para poder curar la piel.

Ahí se descubrió que, en efecto, la piel había sufrido quemaduras químicas debidas a un elemento que suele agregarse a la henna para darle un color oscuro rápidamente: el P-fenilendiamina (PPD). Este químico se utiliza legalmente en tintes para el cabello y su uso y cantidad permitida está regulada por la ley, pero en el caso de la henna suele agregarse en cantidades muy superiores a las permitidas.

Según Martin Gulliver, su hija fue muy valiente durante todo el proceso pero los médicos creen que la piel de la niña podría tardar hasta dos años en curar por completo. Ahora ambos padres advierten sobre este tipo de tatuajes: “no vale la pena arriesgarse”

A decir del Doctor Chris Flower, director general de la Asociación de Cosmética, Higiene y Perfumería del Reino Unido, “cuando se aplica sobre la piel en forma de un tatuaje temporal de henna, el PPD puede causar quemaduras químicas y reacciones alérgicas”,  y agrega, “La henna real nunca es negra, sino café/anaranjado, cualquier tatuaje temporal oscuro debe ser tratado con precaución”.

Fuente: Periodico Acceso