Joven terminó a su novia porque se le borraron las cejas mientras nadaban en una piscina

La joven que se pintaba las cejas para lucir más bella fue descubierta por su novio de una manera casual.

Dice un viejo dicho que la primera cita con la novia siempre debe ser un piscinazo. La razón: ver a la mujer que tanto te gusta en su naturalidad y lejos del maquillaje.

Pues bien, este es el caso de José Joaquín un joven de Luruaco, Atlántico quien decidió invitar a su novia Valentina con la que llevaba 1 mes de relación a darse un chapuzón en una reconocida piscina de la ciudad de Santa Marta para verla al natural.

La novia aceptó pero de inmediato entró en presión pues el nerviosismo se apoderó de ella ya que sabía que la pintura permanente de sus cejas podrían borrarse al tocar el agua y así quedar al descubierto con su novio.

Tal y como lo pensó sucedió. Al momento de sumergirse y mientras nadaban y llegaron hasta el otro lado de la piscina, José Joaquín se dio cuenta del engaño. Vio a su novia con el maquillaje de las cejas chorreado y parte de la piscina manchada de negro.

José Joaquín abandonó la piscina, se cambió y se marchó sin decir una palabra.

La joven de 25 años oriunda de Sincé, Sucre estaba despechada porque José Joaquín la había terminado y como moraleja de la historia le quedó mostrarse tal y como es para que la persona que llegue a su vida la acepte tal cual y como es.