La emotiva historia del niño huérfano de 8 años que pidió trabajo en una carnicería

Jorge, de 8 años, es un niño que lamentablemente no vive en las condiciones en las que todos los pequeños deberían crecer, no cuenta con la compañía y protección de sus padres.

A su corta edad ha tenido que enfrentarse a duras adversidades, recientemente se acercó a la carnicería de Felipe Garduza López para pedirle empleo.

La madre de Jorge falleció y su papá lo abandonó, vive con su abuela quien se hace cargo de él y de sus dos hermanitos, pero en condiciones muy precarias que lo obligaron a buscar una solución con la madurez y valentía de un adulto.

El propietario de la carnicería se ofreció a entrenarlo en el oficio y le otorgó funciones en su negocio para que el pequeño pudiera formarse en una ocupación. Mientras tanto, Felipe le paga un salario para ayudar a su familia.

Él decidió compartir la historia en su perfil de Facebook para crear conciencia sobre las dificultades que muchos niños sufren.

“Él es Jorge, hace exactamente una semana llegó a la carnicería y con mínimas esperanzas me preguntó: “‘¿Aquí no tienes trabajo para mi verdad?’ A lo que respondí: ‘¿En serio quieres trabajar? Si quieres aprender a trabajar, quédate aquí ahora’ y con una alegría difícil de describir me dijo que sí y que volvería en 5 minutos porque le avisaría a su abuelita”.

“Tal como prometió, en 5 minutos regresó, y, con todas las ganas del mundo, tomó sus utensilios y se dispuso a aprender. Jorge es un niño que ha sufrido mucho. Su abuela es una persona de muy escasos recursos económicos, el día que llegó le ofrecí comida y noté que tenía hambre”, relató el propietario del negocio.

Felipe le preguntó si había comido algo y le dijo que la última vez que había comido había sido el día anterior, unas tortillas. Se sintió muy conmovido y decidió apoyarlo.

Él alega que lo mejor que puede hacer por el niño es enseñarle su humilde oficio para que pueda seguir cultivando sus ganas de trabajar y salir adelante. Relató que cuando le dio el primer pago estaba muy contento.

Las imágenes y el mensaje de Felipe han conmovido a miles de personas que admiran el gesto solidario que tuvo con el pequeño.

Todos los niños merecen crecer rodeados de amor, de protección y bienestar, cambiar la vida de uno de ellos es el mejor aporte que se puede hacer para tener la sociedad que soñamos. Compártelo.