Le echa un anillo en la copa de Champagne y tiene que esperar a evacuar para probárselo

Las personas, por regla general, tratamos de imitar en muchas ocasiones escenas de películas americanas bien sean de terror o románticas, pero a veces el desenlace no es ni mucho menos el que uno espera.

Sucedió en la noche de ayer, 14 de febrero, el día del “Amor Hermoso” como algunos lo llaman.

Una pareja de novios, compartía mesa a la luz de una vela en un conocido restaurante en México y aprovechando que su chica se levantó para ir al baño, él sin pensarlo, metió un anillo de oro en la copa de Champagne que habían pedido.

Sin darle tiempo a reaccionar y mientras pedía al camarero la cena, la chica debió sentarse y tras levantar la copa no dejó ni una gota, tragándose el anillo como si se tratara de un Ibuprofeno.

A pesar del susto por ambas partes, terminaron de cenar con más brevedad acudiendo al Hospital para contar lo sucedido.

“El anillo está en un lugar que no reviste peligro, es cuestión que siga su camino y en unas horas o días, saldrá por detrás y podrá probárselo” le explicó el médico.