Llego la hora de la anticoncepción masculina: los hombres tendrán su pepita anti-bebés

Podría ser la solución para los que dicen que “con condón no se siente igual”.

Los anticonceptivos orales masculinos podrían ser una realidad. En una reunión de la Sociedad de Endocrinólogos en Chicago se presentó un estudio sobre un anticonceptivo oral para hombres que podría ser seguro y efectivo.

Pocas cosas son tan deliciosas en esta vida como un tipo que tiene condones a la mano y es el primero en decir que sin cauchito nanai. Si es tan pilo con la vaina, no solamente cuida de sí mismo, sino de sus parejas. Lo mismo aplica en el caso de la mujeres. Eso sí, no falta el retrógrado (de cualquier género) que piensa que cargar condones es sinónimo de ser un , especialmente lo segundo.

En un país donde más de 45.000 personas viven con VIH SIDA, según cifras de la Organización Mundial de la Salud, y el aborto es legal sólo en la minoría de los casos, podría uno pensar que cuidarse sería la decisión lógica de tomar. Sin embargo “verse sanito” y “tenerle confianza a la pareja” siguen siendo los “métodos” más populares para evitar enfermedades de transmisión sexual y embarazos. Frente a las primeras, la única opción sigue siendo el condón, pero una pepita que está en su fase de desarrollo, podría dejarles algo de la responsabilidad de los embarazos a los hombres.

Existen actualmente alrededor de 15 métodos anticonceptivos cuya eficacia ha sido comprobada, de los cuales el 85% fueron diseñados para que los usen las mujeres, bastante desbalanceado el asuntico: de la fiesta gozamos los dos, pero las consecuencias las asume usted solita. Soy totalmente consciente de que existen casos excepcionales donde los implicados se pusieron la capa de súper papás, mientras la señora se fue por ahí a, que sé yo, vivir la vida loca, pero son eso, excepciones de la regla. La cosa está bien simple: si tiramos los dos, por lo menos lo de cuidarnos también debe ser responsabilidad de ambos.

Los investigadores de la Universidad de Washington (Seattle) están de acuerdo en equilibrar la balanza del asunto y durante la reunión anual de la Sociedad de Endocrinólogos de este año en Chicago presentaron sus avances en el desarrollo de la pastilla anticonceptiva para hombres. La cosa pinta lo más de bien.

El anticonceptivo masculino

Llamado Dimethandrolone undecanoate o DMAU, de cariño, se toma igual que los anticonceptivos femeninos, en forma oral, una vez al día. Seguro que si nosotras podemos acordarnos, ellos también y sino en últimas para eso están los recordatorios del celular. Esta es la segunda salida al ruedo de la DMAU, que en el 2016 se tuvo que retirar con el rabo entre las piernas porque le estaba jodiendo el hígado a los participantes del estudio, labor que le compete de manera exclusivamente irrefutable a los güaritos del fin de semana.

En el estudio más reciente participaron 100 hombres entre 18 y 50 años, de los cuales desertaron 13. Con una dosis diaria de 400mg en cada pastilla, los valientes que se quedaron en nombre de la ciencia y la igualdad de derechos sexuales, mostraron una baja en los niveles de testosterona y dos hormonas más que se encargan de la producción de espermas. No hay necesidad de entrar en pánico, la pepa no dejó infértil a ninguno, aunque no estaría mal pensar en la sobrepoblación mundial. A los dos días de suspenderla, los niveles hormonales de todos los participantes regresaron a la normalidad.

Los creadores de DMAU explicaron que el problemita del hígado está resuelto, pero por otro lado el estudio mostró que los participantes tuvieron una leve caída en los niveles de colesterol bueno, lo que puede fregar al corazón, y algo de aumento de peso. Lo último es algo que venimos sufriendo por generaciones las mujeres que hemos llenado nuestros cuerpos con hormonas anticonceptivas.

DMAU pasó su fase inicial con éxito y ahora va a ser probada en un grupo de hombres en relaciones a largo plazo y casados, vamos por buen camino. Igual la pregunta permanece: ¿Se tomarían los tipos una pastilla anticonceptiva cuya única función es prevenir el embarazo, cuando ellos no son los que tienen que lidiar con la carga del mismo? Yo quiero pensar que cada vez son más los manes responsables que dirían que sí.