Llorar y llorar sería una técnica para olvidar a tu ex, según especialistas

Todos sin excepción hemos tenido una relación que nos ha marcado la vida y nos ha costado superarla. Si aún estás en el proceso de olvidarlo, te mostramos algunos pasos que te ayudaran a dejarlo en el pasado. Estos métodos son eficaces según la ciencia, así que atenta.

Llorar y llorar: cuando se termina una relación muchas personas pretenden hacerse las fuertes. Pero, es bueno que no te reprimas, llora y desahógate, así harás que todos los sentimientos fluyan. Además, te ayudarás a que el proceso de superación sea más rápido. Especialistas aseguran que es mejor llorar, soltar la cólera y la pena.

Concentrarse en lo malo: no idealices a esa persona y concéntrate en lo malo. De acuerdo a un estudio publicado en Journal of Experimental Psychology, las personas que se concentran en lo malo que pasó en la relación se sienten menos destruidos. En comparación con aquellas que recuerdan de los buenos momentos.

No hablar solo del tema: es normal que te desahogues y hables de tus problemas, pero no es para siempre. Los especialistas dan unas dos o tres sesiones para que las personas de desahoguen, pero no recomiendan hablar del mismo tema siempre. De lo contrario harás que tu herida siga sangrando.

No comenzar una nueva relación: olvídate de esa idea “un clavo saca a otro clavo”, lo único que conseguirás es dañar a la otra persona. Buscar una nueva relación sin vivir un duelo no es buena idea.

Cero contactos: los especialistas sugieren que debes dejar de contactar a tu ex por lo menos seis meses. Y es que debes de cerrar bien ese capítulo en tu vida para volver a tener contacto con él.