Los gatos reflejan la personalidad de sus dueños, dice un estudio

¿Tienes un gato? Fíjate bien en él, analiza su carácter y lo que suele hacer. Ahora piensa en cómo eres tú. Aunque parezca increíble, investigaciones recientes dicen que los gatos reflejan la personalidad de sus dueños. ¿Ahora todo tiene sentido?

Tu gato es tu copia o ¿ a la inversa?

La investigación a la que me refiero fue publicada en la revista Plos One, en ella se descubrió que los gatos son criaturas notoriamente independientes, que tienden a mimetizarse con sus dueños.

¿Qué significa esto? Pues que con la convivencia, los mininos empiezan a imitar la personalidad de sus dueños, particularmente rasgos como la extroversión, la apertura y el neuroticismo (inestabilidad emocional) o, por el contrario, la inteligencia emocional y sociabilidad.

¿Cómo es tu gato?

El humano influye profundamente en su gato

En el estudio se puede leer: “La personalidad humana afecta sustancialmente la naturaleza del cuidado a sus dependientes. Se ha establecido este vínculos en padres e hijos, pero se sabe muy poco de esta dinámica en relaciones humanos con animales. Las interacciones de los propietarios con sus mascotas pueden proporcionar información valiosa sobre el fenómeno más amplio de las interacciones familiares, ya que los propietarios adoptan un rol de cuidador principal, un padre potencialmente sustituto”.

Para este estudio se encuestaron a más de 3,000 dueños de gatos para medir la personalidad de los participantes y medir el vínculo entre lenguaje y vocabulario y la evidencia de cinco rasgos generales: extroversión, simpatía, apertura, consciencia y neuroticismo.

La personalidad de los gatos reflejan la de los dueños

Los resultados

Se detectaron que ciertos rasgos parecían más dominantes en sus propietarios, también se observaron en sus gatos. Por ejemplo, los humanos que obtuvieron una calificación más alta en la categoría de neuroticismo tenían gatos que demostraron problemas de comportamiento, mientras que los propietarios que se calificaron a sí mismos como extrovertidos tenían gatos que también disfrutaban estar más afuera.

Este estudio se basa en trabajos previos que relacionan los estilos de crianza con la personalidad de los niños. Y es que para Laura Finka, coautora de este trabajo, “muchos propietarios consideran a sus mascotas como miembros de la familia, formando estrechos lazos con ellos