Mamá de 23 años intentó vender a su hija porque “la estorbaba para salir con hombres”

Después de que la mujer publicara en redes que estaba buscando “padres adoptivos” para su niña recién nacida, las autoridades hicieron un plan y le tendieron una trampa.

Rasulzhan Kyzy Barnokhon, de 23 años, es una joven madre rusa que tiene un largo prontuario por tratar de vender a sus hijos.

La última idea que tuvo esta chica fue la de vender a su hija menor, de una semana de nacida para ese entonces, por un costo de 15.000 dólares estadounidenses.

De esta forma, la chica viajó hasta Moscú, desde Ufá, para reunirse con los supuestos padres adoptivos, pero en el lugar. Y luego de que recibió el pago, Barnokhon fue arrestada por quienes resultaron ser policías encubiertos.

De acuerdo con el informe de las autoridades, no es la primera vez que esta mujer trata de vender a uno de sus hijos.

Ya que hace seis meses trató de hacer lo mismo con la hija mayor. Y aunque no lo creas, esto no es lo más sorprendente, pues los medios de comunicación reseñaron que Barnokhon le había dicho a la agente encubierta que quería deshacerse de sus hijos para poder salir con un hombre que había conocido en internet y que su descendencia representaba un obstáculo para esto.

“Ella no estaba interesada en el futuro destino de sus hijos.Y me dijo que ‘después de que se haga el trato, no nos conocemos”, dijo la policía.

La portavoz del Comité de Investigación de Rusia, Yulia Ivanova, explicó que “la causa penal por intento de venta de un menor se inició contra el joven de 23 años.

La sospechosa enfrenta hasta cinco años de prisión si es declarada culpable”.

Ella especificó que el 5 de marzo, cuando la madre estaba en Moscú, recibió el dinero y le entregó el bebé a un comprador, además, también escribió una nota confirmando que había recibido el dinero por el bebé.

Una declaración en el sitio web oficial del comité de investigación ruso dice que “la mujer quería un millón de rublos para su hijo recién nacido”.

Según los informes, todos los hijos de Rasulzhan Barnokhon son de hombres diferentes y durante el interrogatorio policial.

La sospechosa admitió el delito. La investigación está en curso, pero hasta los momentos no hay amenazas para la salud del bebé.

Otra mujer que no figuraría para el premio a la mejor madre es una valenciana.

Que fue arrestada por dejar a sus dos hijos para irse a beber en un bar.

 

 

Durante seis horas, los pequeños estuvieron sin ningún tipo de supervisión en casa mientras su madre, de 40 años, se comportaba como una chiquilla de 15.

Todos los datos de esta indignante historia puedes conocerlos en este enlace.